Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Niños que se dejan influir por otros, ¿cómo evitarlo?

Construir una autoestima sólida es fundamental para que un niño defienda sus propias opiniones y gustos, y no se deje manipular por los demás. Te damos las claves con ayuda de una experta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 23 noviembre de 2021
Niños que se dejan influenciar Imagen: Kindel Media

Dejarse influir por otros no tiene por qué ser negativo, ya que a lo largo de toda nuestra vida recibimos estímulos y conocemos a personas que pueden influir en nosotros de manera positiva. Lo importante, apuntan los psicólogos, es saber distinguir las buenas de las malas influencias, y de los intentos de manipulación. A pesar de no ser negativo, ser influenciable en exceso puede ser un problema para formar nuestra personalidad, lo que se agrava en el caso de los más pequeños, cuando su carácter aún está formándose. En este artículo explicamos por qué hay niños a los que les resulta más fácil dejarse influenciar, y damos pautas sobre cómo evitarlo por parte de los padres y los educadores.

✅ ¿Por qué hay niños que se dejan influir y niños que no?

Hay pequeños que son más propensos a dejarse influir por los demás. ¿La razón? Como señala la psicóloga María Padilla, directora de un gabinete con una dilatada experiencia, “tiene que ver con su personalidad, con su entorno emocional, pautas educativas y aprendizajes. Sobre todo, con sus modelos de apego”. Es decir, suele haber un padre o una madre que tiene ese mismo patrón de conducta.

En general los niños son influenciables porque necesitan ser reconocidos y amados para su crecimiento emocional, y —como asegura la experta— “cuanto más baja sea su autoestima, más influenciables van a ser”.

Estas son las principales razones para que un niño se deje influir en exceso:

  • Admira a sus amigos y quiere ser como ellos.
  • Busca evitar conflictos con otros niños.
  • Quiere adaptarse a los demás en lugar de dar un paso adelante y actuar como líder.
  • Tiene miedo a ser rechazado si no actúa como los demás.
  • Busca llamar la atención.
  • No confía en sí mismo.

 

Evitar manipulaciones niños
Imagen: Vanessa Loring

✅ 10 pistas para que los padres ayuden a niños influenciables

Si eres padre, sabes que no siempre es fácil conseguir que un pequeño no se deje influir por otros. Pero que no sea sencillo no es excusa para no intentarlo, y la clave está, apunta la psicóloga, en “relacionarnos con ellos desde el amor, la comprensión, dándoles explicaciones y permitir que sean niños y libres, pero también desde la necesidad de educarles y ponerle límites”. En este punto hay que prestar especial atención, porque “a los niños hay que corregirles, pero si lo hacemos continuamente su autoestima se verá afectada“.

Podemos seguir estas pautas:

1. Es esencial que, como padre, “le reconozcas por su persona más que por lo que hace o deja de hacer (que también)”. Si lo primero no lo has hecho, pensará que vale solo por lo que hace y por este motivo será también más influenciable. “Es como si estuviesen vendidos a lo que los demás pensarán de ellos”, explica Padilla.

2. Debes ayudarle a pensar mediante la reflexión, haciéndole preguntas, pidiéndole su opinión…  Potenciar su pensamiento crítico.

3. Siempre explicarle que hay líneas rojas, y que debe aprender a decir que no, “si el sí va a suponer dejar atrás sus propios límites y valores”.

4. Hay que prestar atención y validar sus ideas, aunque a veces no sean del todo lógicas. Porque en la lógica del niño sí que tiene sentido.

5. Tienes que respetar y permitir sus gustos, su imaginación, su creatividad… Fomentar el desarrollo libre de su personalidad le ayuda a no tener miedo a exponer sus ideas.

6. Es esencial permitir el error y explicar que nadie le juzgará por equivocarse (aunque hay que responsabilizarse de los propios actos), sino por persistir en actitudes erradas.

7. Explicarle la riqueza de las diferencias, y que no es preciso ser iguales para poder ser amigos.

8. Hay que enseñar a distinguir los hechos y datos de las opiniones. Ser capaz de distinguir le hace menos manipulable.

9. Educar desde la firmeza y con normas explicadas y bien argumentadas. Hay que corregir a los hijos, porque les proporciona seguridad siempre que se haga desde el cariño.

10. Favorece su autoconocimiento (qué me gusta de mí mismo, qué debo corregir, cómo soy…) de modo que pueda valorarse y tener una autoestima sólida.

✅ Qué puede hacer un profesor para evitar que un niño se deje manipular

Los profesores son las personas que, tras los padres y abuelos, más tiempo pasan con un niño en sus primeros años. Todo cuanto acontece en el aula y el entorno del colegio (recreo, actividades extraescolares) marcará al pequeño. Por ello, desde el centro educativo se le puede ayudar a construir una personalidad propia y lograr que crezca con una buena autoestima.

Estas son algunas de las pautas que puede seguir un educador:

🔸 Tomar conciencia de la relevancia de su papel como modelo para el niño. Y no lo será solo con sus palabras, sino con sus actuaciones y su lenguaje no verbal, su modo de resolver un conflicto, sus modales…

🔸 Favorecer que en su aula haya comprensión, comunicación y cooperación. Para lograrlo pueden realizar distintas actividades acorde a la edad de los alumnos, a partir del juego, tan importante para los niños.

🔸 Ayudar al niño a desarrollar su autonomía (conseguir algo por uno mismo aumenta la autoestima) y animar a los más tímidos a expresarse en un entorno en el que todos muestren respeto.

🔸 Permitir a los menores ser ellos mismos. Por ejemplo, en las clases de arte, de música, al hacer una redacción… hay que corregir los errores, pero dando libertad a la hora de elaborar y presentar trabajos, y premiar el esfuerzo y la originalidad.

🔸 Enseñar al pequeño a exponer sus ideas. Puede hacerlo organizando pequeños debates en las clases de tutoría o mediante la representación de una obra de teatro, donde cada alumno tenga un rol (director, decorador, actores) y todos deben exponer cómo desarrollar el proyecto.

🔸 Hacer que el niño se sienta cómodo mostrando sus dudas o cuando se equivoque. En este último caso, hay que corregir la actitud, pero no juzgar a la persona.

🔸 Ayudar a que el menor tenga una imagen positiva de sí mismo, sin dejar de ser realista. Debe exigir siempre el máximo esfuerzo, pero generando expectativas adecuadas a sus capacidades, y facilitar que se sienta aceptado sea cual sea su ritmo de aprendizaje.

Etiquetas:

autoestima conducta

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones