Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

¿Qué se necesita llevar al hospital?

Ni muy poco ni demasiado: al hospital se debe ir con todo lo necesario, pero no llevar casa a cuestas

El bolso para llevar al hospital el día del parto es un recurso fundamental. Y dejar los preparativos para el último momento puede dar muchos dolores de cabeza. Dado que tenemos varios meses para organizarlo, lo ideal es dejarlo ya listo con una buena antelación. Por dos motivos fundamentales. El primero, contar con algo de margen para meter en él cualquier cosa que nos hayamos olvidado en un primer momento. El segundo… ¡por si el bebé decide adelantarse!

Imagen: Laura

Listado práctico

En el detalle de lo necesario, algunas cosas pueden resultar obvias, pero es mejor no desdeñarlas, ya que lo más elemental es de lo que más fácilmente podemos olvidarnos.

Para la madre

  • Ropa
    • Un albornoz y dos o tres camisones abiertos por delante, para que sea fácil darle el pecho al bebé. Si son de mangas cortas, mucho mejor, por si tienen que tomarle la presión o suministrarle un goteo intravenoso. También se puede incluir algunas camisetas.
    • Un par de sujetadores de lactancia.
    • Entre diez y doce bragas desechables.
    • Unos cuatro o cinco pares de calcetines, que no ajusten mucho el tobillo.
    • Unas sandalias o zapatillas fáciles de poner y sacar.
    • Ropa para volver a casa: lo más amplia y cómoda posible.
    • Una bolsa para la ropa sucia.
    • En general, hay que procurar que toda la ropa sea lo más cómoda posible y que no haya problema en que se ensucie o se manche.
  • Higiene
    • Lo básico, como para irse de viaje: cepillo de dientes, dentífrico, jabón o gel de baño, champú, peine, toallas.
    • Las cremas y aceites hidrantantes y la barra hidratante para labios de uso habitual.
    • Gomas, horquillas y pinzas para el pelo. También se puede incluir una gorra de baño.
    • Compresas de gran absorción (dos paquetes).
    • Discos protectores de lactancia.
  • Documentación
    • Carnet de identidad.
    • Tarjeta de la seguridad social o del seguro privado.
    • Carnet con el grupo sanguíneo.
    • Historia clínica del embarazo, con los análisis, ecografías e informes realizados.
  • Otros
    • Gafas, si las necesita. Aun si también usa lentillas, debe llevar las gafas por si se siente cansada y quiere leer.
    • Para distraerse durante el período de dilatación, algo ligero para leer (lo mejor: algunas revistas) y/o un reproductor de música.
    • Una almohada que resulte especialmente cómoda.
    • Algo para comer después del parto. Al principio todo será tan intenso que la madre no pensará en eso, pero con el correr de las horas será fundamental. Recomendación: fruta, sándwiches de pan integral y zumos naturales.
    • Y todo vale, por supuesto, así que se puede echar mano de cualquier amuleto: una foto de los seres queridos, un regalo especial que haya recibido, una estampita de la Virgen...

Para el bebé

  • Ropa
    • Cuatro o cinco mudas de bodies, jerséis, pijamas, polainas y baberos.
    • Dos o tres pares de patucos (o calcetines).
    • Una mantita y un gorrito (para ambos: preferiblemente que sean de algodón).
    • Una toquilla o un anorak para el viaje a casa.
    • Deben evitarse todas las prendas con lazos, botones y cremalleras.
  • Elementos de higiene
    • Un paquete de pañales.
    • Jabón neutro.
    • Crema para el culito.
    • Loción hidratante.
    • Un cortaúñas para bebés o lima de esmeril.
    • Toallitas especiales para pieles sensibles.
    • Una redecilla umbilical.
  • Otros
    • Biberón y chupete.
    • Si el viaje desde el hospital hasta casa se hace en coche (incluso si es un taxi), el asiento de seguridad para el bebé.

Para la pareja o quien vaya a estar con la madre durante el parto

  • Una muda de ropa, por si tiene que permanecer mucho tiempo en el hospital, sin poder volver a casa, y necesita cambiarse. Y un calzado cómodo.
  • Algo para comer y algún entretenimiento (lectura, música, etc.).
  • Artículos básicos de higiene: cepillo de dientes (el dentífrico lo puede compartir con la madre), peine, desodorante, etc.
  • Si van en coche y esta persona es quien conduce, debe asegurarse de llevar dinero en efectivo para el aparcamiento. También monedas para comprar en las máquinas expendedoras de comidas y bebidas.
  • Un listín telefónico (puede estar en la agenda del móvil, pero ¡asegurarse de que está!) que incluya los números del hospital. Aunque se haga todo lo posible por evitarlo, hay que tener presente que siempre algo puede salir mal. También, los teléfonos de familiares y las personas más cercanas.
  • Cámara de fotos y/o de vídeo: si el momento va a quedar eternizado, ¡es el acompañante quien debe encargarse! No sólo de llevar la cámara, sino de garantizar la logística: que las pilas estén cargadas, que en la tarjeta de memoria haya espacio suficiente, de llevar los correspondientes cargadores...
  • Bolígrafo y papel: pueden servir tanto para apuntar (y no olvidar) preguntas para efectuar a los médicos y enfermeras, como para anotar las sensaciones de los primeros momentos tras el nacimiento.
 

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones