Acelerar el proceso de pintado de una estancia

El frío y la humedad hacen que la pintura tarde más en secarse
Por EROSKI Consumer 4 de abril de 2007

Si quiere terminar de pintar su vivienda con rapidez, una buena opción pasa por emplear pinturas monocapa, que con una única capa de pintura consiguen un acabado uniforme. Aunque son algo más caras, se usa menos cantidad en pintar la estancia, generalmente suele ser necesario dar dos manos, y tardaremos la mitad de tiempo en aplicarla, por lo que al final se compensa el desembolso inicial.

Para evitar que el proceso de secado de la pintura se alargue en exceso, sobre todo si vamos a emplear pinturas convencionales y tenemos que dar dos manos, debemos de emplear los disolventes adecuados y evitar dar pasadas de muy espesas.

En este caso el empleo de un rodillo y su correspondiente cubeta puede facilitar el proceso de aplicación de la pintura, aunque resulta también muy eficaz aplicarla sobre el rodillo con una brocha, así evitaremos gastar más de la necesaria y se secará antes la pared.

Factores atmosféricos adversos como el exceso de humedad o el frío también deceleran el proceso de secado, por lo que no es conveniente ponerse a pintar con una temperatura inferior a los 10 ºC. También es necesario que la estancia a decorar esté ventilada.