Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Limpieza: cómo quitar manchas de pintura de los cristales

Las manchas de pintura de un cristal se quitan con agua o vinagre y una cuchilla, pero hay que tener mucho cuidado para no rayar la superficie

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 marzo de 2002

Cuando se realizan obras o reformas, los cristales de las ventanas a menudo terminan con manchas de pintura, más allá de que se pegue papel sobre ellos o se tomen otras medidas para prevenirlo. Para limpiarlas, es conveniente tener en cuenta algunos datos. Este artículo describe los cuidados y precauciones que se deben tomar antes de quitar las manchas de pintura del cristal y apunta las herramientas y los materiales más apropiados para ello, además de varios consejos para el momento de realizar esta tarea.

Manchas de pintura: cuidados para antes de quitarlas del cristal

Imagen: worak

Cuando se debe pintar una pared alrededor de una ventana, se debe procurar tener el mayor cuidado para evitar manchar los cristales con pintura. Para ello, una de las mejores formas de hacerlo es cubrirlas con papel pegado a los marcos con cinta adhesiva. Sin embargo, pese a las precauciones que se tomen, a menudo es inevitable que algunas gotas de pintura alcancen la superficie del cristal. Para quitar esas manchas, conviene tener en cuenta algunos consejos.

Una vez completada la limpieza de las manchas de pintura en el cristal, se debe secar lo antes posible

Un pequeño truco es evitar limpiar los cristales antes pintar la pared (o el techo, o la superficie que sea), para que las posibles gotas de pintura caigan sobre el polvo acumulado en la ventana. Y es que esto contribuye a la posterior eliminación de las manchas.

Conviene, además, dejar que la pintura seque. Al revés de lo que se podría pensar (es decir, que lo mejor sería intervenir lo antes posible), se aconseja esperar a que pase un poco de tiempo. Si se actúa sobre la pintura fresca, lo más probable es conseguir expandirla aún más sobre el cristal, y que luego sea más difícil retirarla. La pintura seca, en cambio, ocupa una superficie más pequeña.

Herramientas y materiales para quitar las manchas

La herramienta más apropiada para retirar una mancha de pintura es cualquiera que pueda funcionar como rasqueta: desde una hoja de afeitar, una navaja o un cuchillo bien afilado, hasta una rasqueta de plástico, o incluso una rasqueta metálica para limpiar cocinas de vitrocerámica o inducción. Esta última solo será recomendable en el caso de que la mancha sea bastante grande.

Si cuesta retirar la pintura, se debe aumentar la fuerza sobre la cuchilla sin modificar el ángulo de presión

Hay ciertas pinturas al agua cuyas manchas se pueden quitar con agua tibia jabonosa y al frotar con un paño suave o un trozo de lana de acero bien fina. Pero también merece la pena emplear este método cuando se desconoce de qué tipo de pintura se trata.

Si esa técnica no da resultado, o si se sabe que la pintura no es al agua, habrá que ir más allá. En el momento de proceder a la eliminación de la mancha, conviene humedecer la superficie con agua o, mejor aún, con vinagre caliente. Luego, se debe pasar la herramienta afilada de que se disponga. Hay que tener mucho cuidado para evitar rayar la superficie del cristal: cuanto más afilada sea la cuchilla, más probabilidades habrá de dejar una marca. Una vez completada la limpieza del cristal, se debe secar lo antes posible.

Consejos para quitar las manchas de pintura del cristal

Dos consejos importantes para la tarea de eliminar las manchas de pintura:

  • Situar la cuchilla de tal modo que forme un ángulo de 30 grados con respecto a la superficie del cristal. Si la pintura está muy adherida y cuesta retirarla, se debe humedecer de nuevo y procurar aumentar la fuerza sobre la cuchilla, pero sin modificar el ángulo de presión y siempre con mucho cuidado para que el filo no acabe sobre el cristal.

  • Armarse de paciencia. Parece obvio, pero es importante tenerlo en cuenta. Quitar manchas de pintura de los cristales es una tarea que a veces lleva unos pocos minutos, pero en otros casos supone un buen rato. No hay que desesperar, porque eso puede ocasionar rayas en el cristal y que, por ende, las consecuencias sean peores que el problema que se intentaba solucionar.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto