Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Arreglar el saliente de un peldaño

Una reparación necesaria para evitar accidentes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 9 enero de 2003
El saliente de un peldaño es la parte en falso que sobrepasa el propio escalón por encima del peldaño inferior. Los de madera se rompen en contadas ocasiones, sin embargo en las escaleras de cemento, los peldaños son muy vulnerables a los objetos pesados que caen al suelo, de tal manera que los salientes se rompen, provocando posibles accidentes.

Algunas escaleras de hormigón son fáciles de reparar dado que en ellas el saliente de peldaño es una simple inclinación de la tabica (la parte vertical entre dos escalones). En estos casos, basta con limpiar a fondo la rotura, humedecer, fijar un tablero en la tabica y rellenar después de cemento.

Pero en las escaleras que imitan la forma de las escalinatas de madera resulta más complicado hacer arreglos. Lo que hay que hacer es calzar el tablero sobre la tabica (que en este caso es perfectamente vertical). En la parte superior de dicho tablero, hay que clavar medio tubo de PVC cortado a lo largo, cuidando mucho que su diámetro se corresponda con el del saliente de peldaño (suele tener también forma semicilíndrica).

Posteriormente hay que rellenar de cemento, darle un acabado similar al original en la parte superior, y, como en el caso anterior, esperar un día como mínimo para desencofrar y tres para volverlo a pisar.

Con este trabajo se evitarán posibles caídas y se recuperará el buen aspecto de cualquier escalera.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones