Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Cojines para decorar y acomodar sillas

Un sencillo toque personal que añadir en el acondicionamiento de las cocinas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 11 septiembre de 2002

Cada vez es más habitual incluir elementos decorativos en la cocina, una parte de la casa en la que hasta hace poco predominaba la practicidad y se huía de cualquier adorno. Sin embargo lo práctico no está reñido con lo ornamental. Es más, van de la mano, en casos como el de los cojines para sillas.

Aunque este tipo de cojines se pueden adquirir en cualquier tienda de telas, también existe la posibilidad de confeccionarlos uno mismo, dándoles así un toque personal, además de combinarlos incluso con las cortinas o estores.

Para poder acometer esta amena manualidad, hay que disponer de almohadones apropiados para las dimensiones de las sillas, tela e hilo para hilvanar y para coser. El procedimiento a seguir es el siguiente:

1. Coger el almohadón y colocarlo encima de la tela, que estará extendida por lo que será su parte interna.

2. Trazar el contorno del almohadón con un lapicero y cortar la tela añadiendo un centímetro a la línea trazada, con el fin de poder realizar la costura.

3. De esta manera está preparada una de las caras del cojín. Para realizar la otra pieza, en vez de repetir la misma operación, el trozo de tela ya cortado servirá de patrón para el otro, asegurándose que ambas piezas son idénticas.

4. Con las dos piezas colocadas del revés, hilvanar todos los lados, salvo uno.

5. Coser los tres lados hilvanados y poner la funda del derecho para meter el almohadón por el lado que se ha dejado sin coser.

6. Por último coser el lateral que queda abierto, tratando de meter hacia dentro un dobladillo de 1 centímetro.

Así de sencillo se prepara el cojín, pero para darle un toque final muy útil y elegante se puede hacer una lazada que una el cojín al respaldo de la silla o a la pata de la banqueta. Para ello se utilizará una cinta de tela que en su mitad irá cosida a la esquina del cojín, y un bonito lazo terminará de evitar que el cojín se pueda resbalar de la silla.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones