Combinar baldosas brillantes y mates en el alicatado

El resultado es un contraste lumínico en lugar de cromático entre ambas superficies
Por mediatrader 28 de marzo de 2006

Para crear sugerentes contrastes y diferenciar nuestro suelo, merced a una colocación de materiales cerámicos no clásica, existen multitud de opciones con las que se obtienen resultados sorprendentes.

Las más habituales consisten en colocar baldosas rectangulares en sentidos contrapuestos o en alternar colores como si de un tablero de ajedrez se tratara, en el caso de emplear azulejos cuadrados.

Otra opción pasa por adquirir un tipo de baldosa con diferente decoración. En este último caso la diferencia será más notoria. Pero también pueden encontrarse baldosas con motivos iguales pero diferentes en sus acabados: mate y brillante. Alicatando de forma que combinen se puede crear un contraste lumínico en lugar de cromático entre ambas superficies.

Puede alternar las piezas formando un damero o colocar las mate en los bordes de la habitación y las brillantes en el centro para conseguir aportar más luz a la estancia.