Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Confeccionar un cojín de diseño propio

Con un sello de esponja se procederá al estampado de la tela

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 20 agosto de 2002

Hoy por hoy, un cojín, además de un elemento práctico que proporciona comodidad, es también un elemento decorativo imprescindible. Existe la posibilidad de adquirir un cojín y combinarlo con los complementos dispuestos en la casa. O también crear un cojín de diseño propio con tan sólo dedicar un poco de tiempo.

Existen muchas alternativas para trabajar los cojines en función del material del mismo y de la técnica que se emplee para aplicarle las nuevas estampaciones. Un ejemplo de este tipo de estampaciones consiste en utilizar un sello de esponja para aplicar sobre algodón.

Antes de nada se recomienda saber qué motivo decorativo se aplicará al cojín. Es conveniente que dicho motivo esté acorde con el ambiente de la sala o habitación en el que se tenga previsto colocarlo. Seleccionado el motivo, será el momento de elegir el sello y los colores que se requieren. A continuación conviene apuntar el material necesario para llevar a cabo este trabajo. Un cojín de algodón, un sello de esponja con el motivo deseado, dedales de punta de esponja, pinturas de tela y una paleta componen todos los elementos de la lista.

Adquirido el material, el primer paso se centra en retirar la guata que trae consigo todo cojín nuevo. Para ello, es aconsejable lavar la pieza y plancharla, antes de empezar a trabajar sobre ella.

Con el 'lienzo' preparado y realizado el pequeño croquis del dibujo, se entintará el sello, utilizando para ello los dedales de punta de esponja. Lo más recomendable es emplear tantos dedales como colores se tengan. Esta labor se desarrollará después de cada estampación para que la cantidad de pintura aplicada sea siempre la misma.

La estampación se aplicará siguiendo el diseño preestablecido, y de tal manera que la presión del sello será uniforme en todas las partes, evitando que la mancha de pintura sea mayor en unas zonas que en otras. A la hora de retirar el sello hay que tener cuidado para que éste no produzca borrones indeseados.

Con el dibujo hecho, se dejará secar el cojín durante 24 horas. Para prevenir que los colores se vayan al poco tiempo de uso, se fijará la estampación planchando la tela. Es aconsejable manejar la plancha con la temperatura propia del algodón, sin vapor y utilizando siempre un trapo fino para proteger los dibujos.

Todo este sencillo y rápido procedimiento tiene como un toque personal en la estancia de la casa en la que se coloque almohadilla de diseño propio.

Etiquetas:

Cojines decorar sello

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones