Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Decorar el cabecero y los largueros de una cama

El color de la pintura ha de combinar o contrastar con el resto de los muebles de la estancia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 octubre de 2007
Si el cabecero y los largueros de la cama de una habitación son de madera y se quiere renovar su aspecto rápida y fácilmente, sin realizar un desembolso elevado, se puede optar por redecorarlos con un color diferente, pero que combine con el del armario y las mesillas de noche.

Si el mueble está chapeado será necesario retirar la chapa, calentándola con una plancha, para conseguir que la cola que la une a la madera se ablande, y retirarla con la ayuda de una espátula. Una vez retirado el chapeado deberemos lijar bien la madera, para eliminar los posibles restos de cola y pequeños trozos de chapa que hayan podido quedar.

Resulta recomendable comprobar que la madera se encuentra libre de plagas. Si tiene alguna parte deteriorada la taparemos con pasta de madera comercial o una mezcla de cola de carpintero y serrín.

Una vez seco el material con el que hemos realizado las reparaciones procederemos a lijar las zonas reparadas, para conseguir una superficie lisa y evitar así que se aprecie la reparación.

En este caso hemos decidido pintar el cabecero y los largueros de color negro. Para ello aplicaremos una mano de tapaporos a la madera antes de pintar con el color elegido. Si lo deseamos podemos colocar unas molduras de color blanco para amplificar la renovación.

Otras opciones para redecorar la cama pasan por dejar el veteado a la vista. Para hacerlo destacar más, pasaremos un cepillo de púas en el sentido de la veta, sin apretar en exceso para no dañar la madera. Seguidamente le aplicaremos una mano de tapaporos y una de tinte o barniz tinte, siendo ésta última la mejor opción porque protege la madera como si de una capa de barniz se tratara, pero dejando a la vista el veteado.

También podemos aplicarle una cenefa con un motivo floral, o motivos poligonales, en el centro del cabecero, y dibujar unas ramas con hojas en las dos esquinas superiores del mismo. Si la decoración es para una habitación infantil podemos emplear la técnica del decoupage, utilizando, por ejemplo, personajes de dibujos animados para decorarlo.

Los largueros simplemente los pintaremos del mismo color que el cabecero, aunque si son anchos también podemos decorarlos con una cenefa, que puede ser autoadhesiva. Si esta opción es la elegida, la protegeremos con una capa de barniz que le aplicaremos a posteriori.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones