Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Instalar un bidé en el cuarto de baño

Es recomendable que la ubicación del bidé se realice en un lugar con amplio espacio a ambos lados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 29 enero de 2002

Con o sin tapa, anclados al suelo o suspendidos, incluso los hay pivotantes que permiten ganar espacio cuando este es reducido. Aunque en la actualidad el bidé está considerado como una pieza menor en el conjunto del cuarto de baño, hasta hace unos años era un sanitario indispensable para el aseo diario. Dadas sus características, su instalación es similar a la de un lavabo, ya que como este, dispone de tuberías de alimentación de agua y de desagüe.

Instalación del bidé paso a paso

Imagen: Nellu Mazilu

Lo más habitual es fijar el bidé al suelo, pero también se puede colocar adosado a la pared con un armazón metálico. En este caso, el sanitario debe estar a 40 centímetros del suelo y contar con espacio suficiente a ambos lados.

Lo más recomendable es que los tubos de suministro sean de cobre. El desagüe puede ser de este material o de PVC.

Antes de su instalación, hay que decidir el lugar exacto donde se va a ubicar. Una vez decidido el emplazamiento, se coloca el bidé para marcar el punto exacto de los agujeros de fijación. Tras retirar el sanitario, se perforan los agujeros con un taladro.

Después, se realiza el tendido de las tuberías de alimentación y desagüe, y la disposición de las tomas en la pared. Para ello se marcan en la pared los ejes de los conductos de agua fría, caliente y de evacuación, y se montan las abrazaderas de los conductos de agua.

El sanitario se debe instalar a unos 40 centímetros del suelo

A continuación, se instala la grifería de alimentación y desagüe. Hay que colocar el bidé en su posición y marcar los puntos donde se insertarán los tornillos de anclaje. Además, hay que regular la altura y profundidad de los tubos de conexión del grifo de alimentación y del sifón de desagüe hasta conseguir que penetren con suavidad en las conexiones de la pared.

Tras colocar el bidé en su ubicación definitiva, se fija al suelo y a la pared con los tornillos adecuados y se aplica cemento blanco fluido en el respaldo y pie del sanitario. Una vez que ha fraguado, se aprietan de nuevo las tuercas para asegurar su fijación.

Por último, se conectan los grifos de alimentación y de desagüe a sus respectivas tomas.

Grifos para bidé

La grifería para bidé debe incluir una salida de agua con la suficiente presión para que brote hacia arriba y forme un chorro que se mantenga de forma vertical. Para ello, el disco del grifo debe tener un aireador de mayor tamaño que los utilizados en los grifos de lavabo.

Este tipo de grifos consta de tres piezas: la salida y los grifos

Este tipo de grifos consta de tres piezas: la salida, en forma de disco, y los grifos, que pueden estar empotrados en una sola pieza y tener una manecilla monomando.

Otra opción son los grifos portátiles para bidé, una teleducha con manguera, que se ubica al lado del inodoro.

Etiquetas:

Bidé desagüe wc

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones