Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

La luz artificial acelera el crecimiento de las plantas

La fórmula más idónea consiste en instalarlas en un recinto pintado de blanco donde la luz se reparta uniformemente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 2 octubre de 2003
Sin duda alguna, la luz natural es la mejor iluminación posible y la mayor parte de las plantas tienen suficiente con el aporte de luz solar que reciben, excepto algunas propias de lugares muy cálidos como los trópicos. Si este es el caso o por cualquier razón se quiere acelerar el crecimiento de los ejemplares, resultará aconsejable proporcionarles un extra de luz, instalando un sistema de iluminación artificial.

Si se emplea unidades de iluminación artificial hay que tener en cuenta la distancia de separación entre la fuente adicional de luz y la planta, ya que el calor emitido por el foco podría dañar y marchitar las hojas de las propias plantas.

Si el foco que se pretende utilizar tiene una potencia de 150 vatios, es conveniente situarlo a un metro del follaje y si se emplea un reflector para ofrecer luz artificial a los ejemplares, la distancia deberá ser superior a 2,5 metros.

Asimismo, la fórmula más acertada radica en ubicar las plantas en interiores pintados de blanco para que la luz del foco colocado sobre las plantas se refleje en las paredes y se reparta uniformemente sobre todas las hojas. También resulta aconsejable estudiar la posibilidad de situarlas en un habitáculo cerrado, libre de posibles mosquitos y bichos que puedan dañarlas, aunque para ello será conveniente instalar un extractor de aire para que éste se renueve.

Para obtener mejores resultados se pueden adquirir tubos de luz cenital y mantenerlos encendidos al menos 8 horas diarias, aunque si lo se que pretende es acelerar el crecimiento de las plantas se podrán exponerlas, incluso, a 18 horas de luz artificial.

No obstante usted deberá conocer las necesidades de luz de cada planta y satisfacerlas a través de focos. Y es importante recordar que para que las plantas crezcan sanas y más rápidamente, que si dependieran de la luz solar, siempre han de hacerlo en un entorno libre de parásitos, los cuales puedan originarles enfermedades.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones