Los efectos que provoca el golpe de ariete y cómo evitarlo

Colocando una válvula antirretorno se solucionará el problema
Por mediatrader 28 de septiembre de 2004

El golpe de ariete es un fenómeno causado por los cambios súbitos en la velocidad del flujo de agua, o por su interrupción repentina, cuando se cierra el grifo, por ejemplo, lo que provoca que se produzcan presiones al verse detenido el avance del líquido y genera ruidos y tensiones en las cañerías.

Estas vibraciones también pueden aparecer si se produce un desplazamiento brusco del aire que contienen las tuberías en su interior desde un tanque o tubería cerrados, que comienzan a verter líquido por su parte superior para contrarrestar la presión provocada. Por ello el agua tiende a desplazarse y puede provocar alguna avería al buscar una salida porque no puede ser contenida en las cañerías, debido a que el espacio que antes ocupaba se encuentra lleno de aire.

El golpe de ariete se evita instalando una válvula antirretorno en la zona de contadores generales de cada vivienda o bloque de pisos, de esta manera si se cierra repentinamente un grifo el agua no volverá hacia abajo provocando molestos ruidos y se disiparán las presiones provocadas.

Este efecto también puede evitarse llenando los tanques o tuberías cerradas desde su extremo inferior, al tiempo que se permite la salida del aire por el superior.