Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Ocultar las tuberías bajo el suelo

Los pavimentos sobreelevados esconden las tuberías y disimulan los desniveles gracias a unos pedestales de altura ajustable

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 agosto de 2003

Las tuberías y cables eléctricos se ocultan en canaletas, rodapiés, mediante rozas, en el techo o en el suelo. En este último caso, cada vez que se produce una avería es necesario levantar el material que recubre la superficie para subsanarla. Pero hay alternativas. Una solución pasa por instalar losetas sobreelevadas.

Estas baldosas tienen la misma apariencia exterior que cualquier otro suelo de madera o cerámica. Se fabrican con diversos acabados. Sin embargo, en lugar de apoyarse en el suelo lo hacen sobre una estructura metálica que se asienta en pedestales de altura ajustable. Se regula la distancia hasta el suelo según el espacio que se necesite para ocultar las canalizaciones.

Es una idea pensada, sobre todo, para despachos y oficinas, aunque también se puede recurrir a ella en casa. La facilidad con que las piezas se sueltan y se vuelven a colocar es una ventaja a la hora de realizar reparaciones o reformas. El ajuste de los pedestales facilita, además, que se salven desniveles con tan sólo regular la altura de algunas piezas.

Consejos para colocarlas

Con estos pavimentos se consigue, entre otras cosas, un ahorro de tiempo en las reparaciones. Sin embargo, para que cumplan su función como se espera es importante respetar las juntas entre piezas y dejar una distancia mínima de cinco centímetros hasta el suelo. Siempre debe quedar este espacio libre para facilitar el acceso a las canalizaciones desde cualquier punto.

Materiales

A pesar de su apariencia exterior uniforme, estas baldosas se fabrican con un núcleo central que se recubre en la parte superior e inferior con otros materiales. El material más común en el núcleo es el tablero aglomerado. En los recubrimientos se utilizan el PVC, el corcho, los estratificados o la madera, entre otros.

Las baldosas se fabrican con un núcleo central que se recubre en la parte superior e inferior con otros materiales

Para garantizar su protección, el perímetro de las piezas está reforzado con PVC. Además, los pedestales ajustables deben disponer de un sistema de bloqueo que impida el movimiento libre de las baldosas y un sistema de fijación que evite su deslizamiento. La gama se completa con diversos accesorios como rampas, escalones y tapas para las cajas de conexión.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones