Un cuarto de baño diáfano y sencillo

El color blanco otorga gran luminosidad a la estancia
Por mediatrader 26 de febrero de 2007

El blanco es uno de los colores más habituales en decoración. Es muy utilizado sobre todo como base principal en los azulejos de los cuartos de baño y cocinas.

En este caso, se ha querido aportar al cuarto de baño un aire diáfano y sencillo, apostando por el color blanco tanto para alicatarlo como para el acabado final de sus muebles y elementos sanitarios, con lo que se consigue otorgar gran luminosidad a la estancia.

La encimera también es blanca, con una ligera tonalidad negra que se contrapone a la primera y permite que destaquen aguas sobre su superficie. Las líneas del mueble sobre el que se asienta el lavabo son rectas y muy sencillas, sin molduras decorativas, lo que aumenta su sobriedad. Los pomos del armario son de color azul oscuro. Estas dos tonalidades han sido elegidas también para decorar los elementos cerámicos -vaso y jaboneras- que se encuentran sobre la encimera, consiguiendo un resultado acertado y coherente.

Quizá el contraste lo ponga el grifo empleado, ya que su diseño es moderno y resalta dentro del aspecto tradicional que se ha otorgado a este cuarto de baño.