Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Una sencilla idea para aportar color a una habitación infantil

Si no desea emplear técnicas decorativas complicadas puede recurrir a una simple cenefa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 23 marzo de 2006
img_cenefap 7
Existen diversas técnicas decorativas para que los colores de una pared no sean planos y así dotar a una estancia de una mayor personalidad. Muchas de ellas requieren cierta pericia, como el trapeado, el esponjado o el difuminar los colores, mientras que otras, como lanzar la pintura sobre la pared o utilizar tampones empapados en pintura, convierten la tarea en un juego de niños.

De todos modos, si se opta por emplear colores planos también podemos intentar conseguir que el resultado final sea llamativo. Para lograrlo podemos colocar alguna cenefa a media altura y así romper con al monotonía otorgada por las paredes uniformes.

Colocar la cenefa es un proceso muy sencillo. Puede pegarse o fijarse con unos simples tirafondos una vez que se haya terminado de pintar o empapelar la pared. En este caso se ha escogido pintar la pared de una tonalidad clara y colocar una cenefa de un color semejante pero más oscuro para producir un contraste.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones