Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Bruselas multa al fabricante de videojuegos Nintendo por fijar artificialmente precios altos

España es el país comunitario donde los productos de la marca se pagaron más caros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 31 octubre de 2002
Nintendo, la popular compañía fabricante de consolas de videojuegos, fue multada ayer por la Comisión Europea con 149 millones de euros, el 3,92% de su facturación mundial en 1998, por haber pactado entre sí precios altos con el fin de evitar las exportaciones entre países con diferencias de precios. Siete distribuidoras de productos de la empresa en la UE, que operan en los mercados británico, portugués, italiano, sueco, griego y belga, fueron también sancionadas con 18,8 millones por el mismo motivo, con lo que cabe dar por clausurado el expediente abierto por la Comisión en 1995.

El Servicio de la Competencia de la Comisión Europea declara probado que entre 1991 y 1998, Nintendo y siete de sus distribuidoras maniobraron para conseguir que los productos de la marca, esencialmente las consolas de juegos Nes y Super Nes y la Nintendo 64, junto con la popular Game Boy, mantuvieran precios artificialmente altos en las diferentes zonas de distribución, dentro de la UE.

En España, más caros

Esos acuerdos se tradujeron en diferenciales de precios que llegaron a alcanzar un 67% entre el Reino Unido, donde los productos Nintendo han estado más baratos toda esta década pasada, y España, el país más caro; o Alemania y Holanda, donde el diferencial alcanzó el 65%, Italia (54%) y Suecia (39%).

El acuerdo fraudulento que ha llevado a las familias españolas a pagar más por los juegos de Nintendo que en ningún otro país de la UE obligaba a los distribuidores independientes de la marca a no comercializarlos fuera de su territorio natural, y a impedir que otros lo hicieran por redes paralelas de venta.

La colaboración prestada por Nintendo y por algunas de sus distribuidoras independientes, particularmente la británica John Menzies, multada con 8,64 millones, ha llevado a la Comisión a atemperar el rigor de sus sanciones, que podrían haber alcanzado hasta el 10% de la facturación total de las empresas concernidas.

Christie's y Sotheby's

Por razones similares, las dos principales sociedades de subastas de arte del planeta, Sotheby's y Christie's, fueron objeto de apercibimiento por parte de la Comisión Europea. A la primera, Bruselas le ha impuesto una multa de 20,4 millones de euros, el 6% de su cifra mundial de negocio, al considerar probado un acuerdo con Christie's para fijar el valor de las comisiones de venta y otras condiciones comerciales.

Christie's, que aportó documentación fundamental para esclarecer los hechos, no ha sido objeto de sanción pecuniaria.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones