Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Denuncian a una empresa por no devolver el dinero de las entradas de varios conciertos suspendidos en Mijas

Miles de usuarios pagaron un mínimo de 47,5 euros por entrada

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 14 septiembre de 2005
La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha denunciado a Seabreeze España Productions S.L., la empresa organizadora de los conciertos de Jamiroquai, Bryam Adams y English Nat. Orchestra previstos en la localidad malagueña de Mijas para los días 6 de agosto, y 11 y 24 de septiembre, respectivamente, por no devolver el importe de las entradas a miles de usuarios perjudicados tras la suspensión de dichos espectáculos sin justificación alguna. FACUA estima que los afectados abonaron un mínimo de 47,5 euros por entrada.

La denuncia se dirige a la Dirección General de Espectáculos Públicos, dependiente de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, por incumplimiento de lo establecido en la Ley 13/1999 de 15 de diciembre de espectáculos públicos y actividades recreativas.

Tick Tack Ticket, la compañía que vendió las entradas, ha asegurado no tener ninguna noticia de la empresa organizadora, ni cuál va a ser el procedimiento que va a establecerse para la devolución del dinero. Por ello, FACUA ha pedido que sea la Administración quien se encargue de intervenir y depurar responsabilidades, tanto de la empresa distribuidora como de la promotora de los eventos.

15 días

Eugenio Casamilia, director de Tick Tack Ticket, precisa que su compañía gestionó la venta de entradas -a través de Internet, teléfono y tiendas- para Seabreeze y recuerda que cuando se cancela un concierto hay 15 días para proceder a la devolución de las entradas. «Cuando hay una cancelación, es el promotor el que tiene que restituir el dinero, nosotros a medida que lo recaudamos se lo ingresamos, somos un mero interventor», explica Casamilia, que añade que las entradas de Jamiroquai costaban 47,50 euros, mientras que las de Bryan Adams partían de ese precio y llegaban a 103 euros.

Pero ante la falta de respuesta por parte de Seabreeze para hacerse cargo de la deuda, Tick Tack Ticket anuncia que emprenderá acciones legales contra la productora. «Además de la devolución del dinero de las entradas, pediremos daños y perjuicios porque nuestra imagen ha quedado muy perjudicada», asegura Casamilia.

Por su parte, la plataforma creada para reclamar el dinero, integrada por más de 200 perjudicados, tiene previsto demandar a Seabreeze y a la empresa Majestic, que integra a Carrera Entertainment, la compañía gestora del Hipódromo de Mijas, donde se iban a celebrar los espectáculos.

Precisamente, el responsable de Seabreeze, John Coletta, culpa a Majestic de la suspensión de los conciertos. Según Coletta, quien desapareció de la Costa del Sol a principios de agosto, "el grupo Majestic ha optado por negar cualquier implicación", a pesar de que "una semana antes de la cancelación del concierto de Jamiroquai, se mantuvieron reuniones con representantes del Ayuntamiento de Mijas, del grupo Majestic y de Seabreeze Productions para tratar las dificultades".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones