Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Ayudas a domicilio para la lactancia materna

Algunos ayuntamientos ofrecen servicios gratuitos de atención personalizada para la madre y el bebé, y asistencia en las tareas del hogar

Img lactancia Imagen: Jyn Meyer

La llegada del bebé a una casa supone también la llegada de un sinfín de gastos, y la multiplicación del trabajo. Los permisos de maternidad y paternidad, así como las ayudas en metálico, son un pequeño alivio para las familias que reciben a su nuevo retoño, pero estas ayudas son insuficientes. Para el bebé, los primeros meses son esenciales para su futuro desarrollo, a lo que ayuda en gran medida la alimentación a base de leche materna. La lactancia materna conlleva una serie de ventajas que aseguran la salud de la madre y el pequeño para los siguientes meses, pero las condiciones no siempre son idóneas para llevarla a cabo. La toma de conciencia de esta realidad ha propiciado que algunos ayuntamientos dispongan de un servicio de ayudas a domicilio para orientar a las madres en los días de la cuarentena, y ofrecerle asistencia, aunque el grueso de la ayuda proviene en España de las Organizaciones No Gubernamentales.

Ayudas escasas

/imgs/2007/12/lactancia1.jpgLa Organización Mundial de la Salud asegura que el período mínimo de lactancia materna para un bebé debe ser de seis meses de vida. Sin embargo, en España las madres lo tienen complicado para seguir esta sugerencia. La normativa relativa al caso no es muy abundante, y como se especifica desde la asociación pro-lactancia materna La liga de la leche, la lactancia materna aparece contemplada en el artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores, que versa sobre el descanso semanal, fiestas y permisos.
En él se estipula que las trabajadoras, por lactancia de un hijo menor de nueve meses, tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La mujer, por su voluntad, podrá sustituir este derecho por una reducción de su jornada en media hora con la misma finalidad. Este permiso podrá ser disfrutado indistintamente por la madre o el padre en caso de que ambos trabajen.

A esta normativa hay que añadir el contenido de la Ley 39/1999, de 5 de noviembre, para promover la conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras, y la referencia que a esta cuestión se hace en la Ley para la Igualdad efectiva de Mujeres y Hombres, (conocida como Ley de Igualdad), aprobada el 15 de marzo de 2007, la Protección a las mujeres durante el periodo de lactancia natural -9meses-. Al margen de lo dispuesto por la ley -a todas luces insuficiente, en opinión de Inmaculada Mellado, secretaria nacional de la citada asociación-, existen algunas ayudas a domicilio para favorecer la lactancia, asistencia que puede ser de varios tipos:

  • Derivadas de la Sanidad pública.
  • Ofrecida por los ayuntamientos.
  • Grupos de madres de apoyo a la lactancia.

La Sanidad pública ofrece visitas domiciliarias a las madres y recién nacidos, principalmente desde Atención Primaria. En algunos centros de salud, las matronas se desplazan a la casa del bebé para atender el puerperio inmediato y para dar apoyo a la lactancia materna, según indica Adolfo Gómez Papí, pediatra neonatólogo del Hospital Universitario de Tarragona “Joan XXIII” (Hospital Amigo de los Niños). En otros, son las enfermeras del servicio de Pediatría quienes visitan a madre e hijo a domicilio, y ofrecen su apoyo. Pero no todos los centros disponen de personal, o se han organizado para este tipo de visitas domiciliarias.


La Sanidad pública ofrece visitas domiciliarias a las madres y recién nacidos desde Atención Primaria

En España, de hecho, no se le ha dado la suficiente importancia a esta ayuda, según indica la secretaria nacional de la Liga de la Leche, Inma Mellado. Mientras que en el Reino Unido y Holanda se establecen tres visitas durante la cuarentena, con carácter nacional, en España son pocos los ayuntamientos que ofrecen ayuda, y en aquellas ciudades donde no existe, ésta recae en manos del voluntariado. Por otra parte la matrona no es tan valorada en el territorio español, ya que ésta no tiene continuidad durante todas las etapas del parto.

Implicación municipal

Las iniciativas de los ayuntamientos están enfocadas especialmente a fomentar la lactancia materna favoreciendo las condiciones para que la madre pueda dedicarse con serenidad a esta tarea. El Ayuntamiento de Madrid desde el pasado mes de noviembre ha inaugurado el programa Primeros Días, un servicio gratuito que ofrece, por un lado, atención personalizada para la madre y el bebé y, por otro, asistencia en las tareas del hogar: limpieza, hacer la compra o la comida, entre otras. La prestación especializada de ayuda a domicilio se concreta en un mínimo de 14 horas en los tres primeros meses de vida del recién nacido, y los beneficiarios de este plan son:

  • Familias monoparentales.
  • Familias numerosas.
  • Partos múltiples.
  • Familias con personas con discapacidad.

Esta ayuda se puede solicitar a partir de un mes antes de la fecha prevista del parto, y hasta un mes después del mismo. Los padres y madres interesados en este servicio deben presentar una solicitud en el Registro del área de Gobierno de Empleo y Servicios a la Ciudadanía, y obtener la máxima información a través de la red en la página www.munimadrid.es (Igualdad de oportunidades: Programa Primeros Días).


Diversos ayuntamientos ofrecen ayudas a familias monoparentales, familias numerosas, con partos múltiples o padres con discapacidad

Otro Ayuntamiento que ofrece esta iniciativa es el de Segovia, que lo hace por tercer año consecutivo. El máximo de prestación en cada domicilio será de 10 horas semanales durante los dos primeros meses de vida del bebé. En este caso, a diferencia del de Madrid, la valoración de las necesidades de cada familia la harán los trabajadores sociales de los Centros de Acción Social. En caso de que la demanda supere la disponibilidad de horas de los auxiliares, tendrán prioridad aquellas familias con ingresos inferiores, sin que la situación económica sea excluyente por sí misma. Al tratarse de un servicio piloto, las familias beneficiarias quedarán exentas del pago de los precios públicos del Servicio de Ayuda a Domicilio.

Hay algunos ayuntamientos que, como el de Orense, no cuentan con el personal suficiente para poder llevar a cabo el sistema de ayuda a domicilio y, en su lugar, tienen un servicio de asesoría sobre lactancia materna para resolver las dudas que pueden consultarse por teléfono o personalmente. Además, realizan talleres mensuales sobre lactancia materna.

Red de apoyo

/imgs/2007/12/lactancia.jpgOtro tipo de ayuda a la lactancia es la que realizan distintos grupos defensores de este modo de alimentación para los bebés y niños. La ayuda a la lactancia consiste, en este caso, en escuchar a la madre para conocer sus problemas, enseñarle a corregir errores y dar pautas e información sobre los beneficios de la lactancia materna. Los grupos de ayuda enfocan su servicio en dar importancia al acto de amamantar y son asociaciones que actúan de manera desinteresada. Algunas de estos grupos son la Federación Española De Apoyo a la Lactancia Materna (FEDALMA), o la Liga de la Leche, que se dan a conocer en los centros de salud (durante las visitas de preparación al parto) o bien en los hospitales donde ha tenido lugar el parto. Ofrecen atención telefónica las 24 horas del día, a domicilio cuando sea necesario, y organizan reuniones en diversos centros sociales.
En definitiva, estos grupos de apoyo, formados por madres que se forman e informan sobre la lactancia materna, prestan ayuda resolviendo dudas, apoyando a las madres que se sientan inseguras y a las embarazadas, compartiendo sus propias experiencias con las otras madres.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 1]

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones