Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Bodas y divorcios ante notario

El matrimonio y el divorcio serán procesos más ágiles y económicos para las parejas, con un coste de 95 euros

Img boda Imagen: Rob Owen-Wahl

El Anteproyecto de Ley de Jurisdicción Voluntaria abre una nueva vía para casarse o divorciarse ante notario. Al mismo tiempo que descongestionará los juzgados, esta nueva posibilidad hará que ambos procesos sean más ágiles y tengan un menor coste económico para las parejas, ya que, a partir de ahora, se podrán formalizar por la misma tarifa: 95 euros. El siguiente artículo describe esta nueva forma para obtener el enlace o la ruptura matrimonial y qué requisitos son necesarios para el proceso de divorcio ante notario.

Bodas y divorcios rápidos y baratos

Uno de los momentos más desagradables para las parejas es afrontar su proceso de divorcio. Es traumático por el componente emocional que conlleva la desaparición de los lazos de unión entre marido y mujer, pero no menos por las elevadas cuotas que genera este cambio en el estado civil de los contrayentes. Incluso en las modalidades más económicas como son los divorcios exprés, las tarifas pueden llegar hasta los 500 euros, aunque menos elevado que a través del proceso convencional, donde un divorcio de mutuo acuerdo tramitado en un despacho de abogados cuesta entre 700 y 1.000 euros, a lo habría que añadir los honorarios del procurador que estarían estipuladon en cerca de 250 euros.

Incluso en las modalidades más económicas como son los divorcios exprés, las tarifas pueden llegar hasta 500 euros

En el Anteproyecto de Ley de Jurisdicción Voluntaria, estas cantidades no serán tan gravosas para las parejas, al autorizarse que tanto matrimonio como divorcio puedan realizarse ante notario pagando un arancel de 95 euros, una cantidad más barata que la cobrada por los consistorios por la celebración de uniones civiles.

El potencial de personas afectadas por la nueva regulación es bastante similar, si se atiene a los datos provisionales del pasado año proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En ellos se constata que se produjeron 168.835 enlaces, de los cuales 104.309 fueron civiles y 61.070 religiosos, mientras que los divorcios fueron casi los mismos que las bodas civiles, con un total de 104.262 procesos de ruptura.

Otra de las principales consecuencias que generará esta medida social impuesta por el Gobierno será la agilización en las listas de espera en el Registro Civil y que podrán acortarse los días para conseguir el nuevo estado, tanto en el caso de los matrimonios como en los divorcios.

Requisitos y documentos necesarios para divorciarse ante notario

En el caso de los divorcios, acogerse a la nueva modalidad no será tan sencillo como en apariencia se pueda creer, ya que habrá una serie de requisitos que cumplir:

  • No deben existir hijos menores de edad, ni personas con discapacidad.

  • El proceso debe ser de mutuo acuerdo entre la pareja.

Para que el divorcio sea tramitado ante notario, siempre bajo mutuo acuerdo de ambas partes, se deberá aportar además una serie de documentos:

  • Certificado de matrimonio: este documento será proporcionado de forma gratuita por el Registro Civil de la ciudad donde se celebró el enlace, que se expedirá en un plazo no inferior a los siete días desde su solicitud.

  • Certificado de nacimiento de los hijos, en caso de que los hubiese, y que también se expedirá sin coste alguno en el Registro Civil.

  • Poder general para pleitos: es un documento por el que se otorgan poderes al abogado y al procurador, para que puedan actuar en el juzgado en defensa y representación de los cónyuges. Se formaliza en la notaría por unos 50 euros.

  • En los procesos en que se pidan medidas de carácter patrimonial, habrá que aportar también otro documento que permita evaluar la situación económica de los cónyuges.

  • En algunos casos se exige incluso el certificado de empadronamiento o residencia de los esposos.

  • Propuesta de convenio regulador, que debe estar firmado por ambos cónyuges.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones