Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Mascotas en Internet

Tanto el propietario como el defensor de los animales tienen en Internet un magnífico aliado

Animales e Internet

“Gracias a Internet, cada día es más fácil para las protectoras dar en adopción a sus animales, para los dueños encontrar información sobre su cuidado y comportamiento, para los voluntarios comunicarse y denunciar casos de maltrato… Todas son ventajas”.

Así explica Laura Trillo, miembro de la
Asociación Nacional de Amigos de los Animales, de la Plataforma Animalista Mundialy webmaster del portal CatyCan, lo que ha significado la llegada de la Red al mundo de las mascotas.

El propietario de animales puede localizar en la Red todo tipo de información para conocer mejor a su mascota, ayudarle en su cuidado, dar en adopción, comprar comida y accesorios sin moverse de la silla o realizar consultas veterinarias.

En tiempos del boom de Internet, numerosas empresas dedicadas a los animales de compañía nacieron y crecieron con el fin de monetizar la afición por las mascotas. Las tiendas online pronto sucumbieron a la saturación y a sus desmedidas expectativas y cayeron, como tantas otras puntocom, en desgracia.

En Estados Unidos, ambiciosos proyectos como Pets.com o Petopia.com se vieron obligados a echar el cierre al poco tiempo de proclamarse destino universal de las mascotas en la Red. PETsMART.com devoró a su rival Petstore.com, pero al final no pudo evitar que las grandes cadenas de supermercados para mascotas se llevasen el gato al agua. PETsMART.com se quedó con sus restos y PETCO.com hizo lo propio con Petopia. En la pelea de ‘perros’, ganaron los más fuertes.

Pero al margen del comercio electrónico, Internet se ha mantenido firme en este territorio como un gran instrumento de información y comunicación, cauce de adopciones o denuncias y plataforma sobre la que trabajan protectoras de animales, asociaciones y voluntarios.

“Sin la Red, miles de animales aún seguirían en las protectoras o habrían sido sacrificados, la mayoría de la gente seguiría pensando que para tener un animal hay que comprarlo, y ni siquiera tendríamos leyes de protección animal en algunas comunidades (en otras todavía ni existen)”, apunta Trillo.

Con una conexión a Internet, el proceso para adoptar un animal, por ejemplo, no puede ser más sencillo. Normalmente no hay más que entrar en la página de cualquier protectora, seleccionar entre las fotos y descripciones la mascota deseada y enviar un correo electrónico. Después, la protectora se pone en contacto con el solicitante y, si la adopción se completa, mandan el animal en perfectas condiciones mediante un servicio de mensajería.

Por supuesto, Internet siempre es una buena guía para encontrar casi cualquier cosa del ‘mundo real’. Muchos portales de mascotas incluyen directorios repletos de direcciones y teléfonos de tiendas, centros de adiestramiento, residencias, criaderos, protectoras, clínicas veterinarias, peluquerías, etc.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones