Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Acciones de cuatro decimales

La posibilidad de comprar y vender a precios con cuatro decimales dotará de mayor liquidez a las acciones y agilizará las operaciones bursátiles

Img inversion Imagen: sanja gjenero

El panorama bursátil español cambiará en los próximos meses. La causa del cambio reside en la ampliación de las opciones de contratación en el Sistema de Interconexión Bursátil Español (SIBE), ya que se incorporará la posibilidad de comprar y vender acciones a precios de hasta cuatro decimales frente a los dos actuales, según se ha anunciado desde Bolsas y Mercados Españoles. El objetivo es ofrecer una mayor agilidad y dotar de más liquidez a las acciones en las operaciones de compra y venta. Además, la medida intenta frenar el bajo volumen de contratación de títulos en la renta variable española, que ha caído drásticamente desde que el mercado bursátil nacional iniciara una caída que le ha llevado hasta la barrera de los 7.000 puntos.

Mercados como el italiano y el "Nyse Euronext" ofrecen ya este tipo de operativa, hasta ahora inédita en el panorama bursátil nacional. Pero, a pesar de su implantación fuera de nuestras fronteras, este movimiento de ficha por parte de las autoridades bursátiles no es compartido por algunos intermediarios financieros, que lo consideran errático. En su opinión, se pueden crear confusiones, tanto en los operadores como en los propios inversores, e incluso algunas voces advierten de que podrá haber más comisiones. Las empresas que coticen con cuatro decimales, en vez de dos como hasta ahora, más que beneficiar a los inversores pueden perjudicarlos por la mayor complejidad a la hora de hacer efectiva la orden de compra o venta, según señalan algunos brokers e intermediarios bursátiles. Lo cierto es que uno de los principales problemas a los que se enfrenta esta medida es el operativo, ya que los usuarios no suelen utilizar normalmente los céntimos en sus operaciones domésticas, y menos con cuatro dígitos, lo que puede provocar más de un problema en el momento de concretar sus operaciones.

Las reacciones del mercado

La crisis bursátil que ha afectado de lleno al Mercado Continuo ha provocado que todos los valores, sin excepción, hayan caído a niveles muy bajos, y son muchas las empresas que cotizan por debajo de la unidad de euro (Ercros, Jazztel, La Seda de Barcelona, Service Point, Natraceutical, etc.) por lo que necesitarán de más decimales -para compensar su menor liquidez- para realizar estas operaciones. De hecho, en valores como Ercros, por ejemplo, que cotizan a 0,13 euros se hace realmente difícil operar debido a que una variación de un único decimal puede suponer una oscilación de algo más del 7%; de llevarse a cabo la nueva normativa, podría cotizar a 0,1367, lo que produciría una mayor agilidad en las operaciones y, también, una mayor liquidez.

Podrán realizarse varias operaciones en vez de una sola, lo que supondrá pagar más comisiones

Los pequeños inversores se quejan con frecuencia de que en este tipo de valores es muy difícil entrar o salir al precio requerido, aunque de momento no son más de 15 las empresas que cotizan por debajo del euro. Sin embargo, un ramillete de importantes empresas podría coquetear -si sigue la actual tendencia bajista de la renta variable- con el euro en los próximos meses, aunque ahora cotiza entre 1 y 6 euros. Algunas son integrantes del "Ibex-35": Cintra (3,36 euros), Criteria (2,39), Iberdrola (5,25), Iberia (1,60), Mapfre (1,64), Banco Popular (4,70), Banco Sabadell (3,76), Santander (5,16), Sacyr-Vallehermoso (5,82) y Telecinco (5,17). Por el contrario, los cuatro decimales poca o nula efectividad puede tener sobre valores que cotizan a precios superiores, en los que se pueden realizar operaciones sin ningún problema en lo referente al cambio. La diferencia entre cotizar, por ejemplo, de 12,45 euros a 12,4582 es prácticamente nula y, en este sentido, son válidas las opiniones de los brokers acerca de la posible confusión que los cuatro dígitos pueden crear a los miles de inversionistas que toman o deshacen posiciones diariamente en la Bolsa nacional.

La implantación de la nueva medida supondrá la posibilidad de realizar operaciones de forma escalonada, y en lugar de comprar, por ejemplo, 5.000 acciones de BBVA a 6,01 euros, se podrán realizar diferentes compras: 1.500 a 6,0123, 1.000 a 6,0146; 1.000 a 6,0176 y 1.500 a 6,0189. La cara negativa de esta posibilidad es que, al ser más operaciones, se generarán más cánones, lo que irá en perjuicio del pequeño y mediano inversor, que deberá hacer un mayor desembolso por mínimo que éste sea.

Siete días festivos

Otra novedad para 2009 es el calendario de días festivos de La Bolsa española, que será de sólo siete. Además de los ya pasados 1 de enero y 10 y 13 de abril, no habrá contratación el 1 de mayo por la celebración del Día del Trabajo, y el 24, 25 y 31 de diciembre con motivo de las fiestas navideñas. Con la eliminación de la fiesta de los Reyes Magos el pasado 6 de enero, desde este año sólo habrá siete días no operativos, dos menos por ejemplo que en la Bolsa de Estados Unidos.

Como consecuencia de este cambio de calendario serán muchos los días de fiesta, tanto nacionales como locales, en los que los usuarios podrán realizar sus contrataciones con completa normalidad y plena operatividad.

LOS EFECTOS SOBRE EL INVERSOR

  • Permitirá más fácilmente el acceso a los precios deseados en los valores que cotizan en el escalafón más bajo, especialmente por debajo de la unidad de euro.
  • Pueden realizarse varias operaciones, en vez de una sola, lo que repercutirá en un incremento de los cánones bursátiles.
  • Se podrán ajustar más los precios de compra y venta, lo que puede incidir en la rentabilidad que se pueda obtener.
  • Habrá que habituarse a operar con cuatro decimales, a los que no están acostumbrados los usuarios en sus operaciones domésticas y bancarias.
  • Las oportunidades para entrar y salir del mercado serán mayores, en especial en los valores de baja cotización.
  • Afectará a todos los valores e índices, desde el “Ibex-35” al “Small Cup” o de pequeña capitalización.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones