Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cómo seguir las cotizaciones de Bolsa

Los datos obtenidos en tiempo real a través de Internet o el teléfono móvil permiten variar la operativa y evitar pérdidas

Img invertir bolsa Imagen: EMiN OZKAN

La Bolsa no vive sus mejores momentos, en especial, la española. Pero hay pequeños y medianos ahorradores que mantienen parte de su capital invertido en la renta variable, a la espera de tiempos mejores. Para conocer en cualquier momento, destino y circunstancia lo acontecido en las sesiones bursátiles, se puede escoger entre una amplia gama de canales informativos: desde la banca telefónica u on line, hasta mensajes en el móvil. Esta información permite, en función de los nuevos datos, realizar ventas totales o parciales, recomprar o aplicar un stop loss.

Fuentes accesibles

Es frecuente que, tras haber realizado operaciones de compra en Bolsa, pequeños y medianos inversores se desentiendan de su cotización durante un periodo de tiempo más o menos prolongado. Esta práctica puede suponer sorpresas desagradables, en especial, en coyunturas como la actual, cuando las Bolsas se caracterizan por frecuentes subidas y bajadas. Para evitar pérdidas, conviene estar pendiente de la evolución de la inversión. Si se conoce el desarrollo de cada sesión bursátil, resulta más sencillo reconducir la operativa.

Para recabar información se puede recurrir a varios canales. Las fuentes, de fácil acceso, son variadas:

  • Entidad en la que está depositada una cuenta de valores: el banco o caja con los que se opera informan con regularidad sobre la compra, así como de cualquier cambio. Nunca proporcionan datos sobre la evolución de los valores -es el inversor quien debe buscarlos-, pero sí herramientas para que el cliente realice un correcto seguimiento de la inversión.

  • Banca telefónica: el usuario accede a la información a través de los datos de cotización, pero ésta no es continuada y regular. Se presta el servicio cuando un inversor desea vender o conocer cómo cotiza su valor tras mucho tiempo sin saber de su evolución bursátil.

  • Banca on line: informa en tiempo real sobre todas las cotizaciones de los valores de los principales índices internacionales. Se puede consultar en todo momento y desde cualquier lugar. Para acceder a esta información, sólo es necesaria una clave que proporciona el banco.

  • Televisión: a través de la pequeña pantalla, en el servicio de teletexto, se pueden recabar los datos de la cotización del día. Tiene una pequeña demora, pero es práctico para situaciones de urgencia en las que se carece de otros medios para acceder a la información bursátil.

  • Móvil: es una de las soluciones más efectivas. Permite realizar operaciones en tiempo real en el Mercado Continuo y en las más importantes Bolsas internacionales, así como contratar futuros y opciones en los mercados de MEFF (mercado español de futuros financieros) y Eurex (mercado europeo de derivados financieros). A través de este servicio, también se pueden tomar decisiones de inversión. El precio de conexión GPRS o UMTS depende de la operadora y del tipo de contrato o bono que tenga el usuario, mientras que la facturación se realiza por cantidad de datos (consultas y operaciones) intercambiados durante la sesión. Está indicado, sobre todo, para personas que se alejen con frecuencia de su casa, despacho o centro de trabajo y necesiten conocer en todo momento el estado en que se encuentra su cartera de valores.

  • Prensa especializada: todos los diarios nacionales publican la cotización de los valores de la renta variable, aunque algunos sólo detallan los que cotizan en el Ibex-35. Hay prensa económica especializada que proporciona más datos, aunque la información es de la sesión anterior, por lo que supondrá una información orientativa.

Los diarios digitales brindan información, si no en tiempo real, con pocos minutos de retardo. La gran mayoría de portales bursátiles y de información económica indican, además, el volumen de contratación y los mínimos y máximos de cada sesión bursátil, entre otros parámetros. No hay que registrarse para acceder a los servicios y es un instrumento útil para canalizar operaciones bursátiles en momentos puntuales.

ESTRATEGIA PARA LAS VACACIONES

En vacaciones, conviene desconectar. Por ello, para que las inversiones no se desatiendan, las cuentas se pueden dejar antes en total liquidez. Esta operación consiste en desprenderse de las posiciones compradoras para, a la vuelta del reposo, iniciar el proceso de compra.

También es posible recurrir a medidas menos drásticas. Las órdenes condicionadas hacen que, a un determinado precio, se deshagan las posiciones compradoras. Son muy fáciles de utilizar y permiten al usuario disfrutar en vacaciones con la seguridad de que su orden se aplicará. Además, no hay que abonar ninguna comisión o recargo al banco o caja de ahorros.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones