Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Comprar entradas a través del banco

Reservar entradas por teléfono, Internet o desde el cajero es cómodo, pero implica el pago de comisiones y la imposibilidad de anular la compra

Img credito Imagen: miguel ugalde

Los bancos y cajas de ahorro cuentan con innumerables productos y servicios pero, sorprendentemente, entre los más exitosos se encuentra uno que no es financiero: el de reserva y venta de entradas, de cualquier tipo y para cualquier espectáculo, desde conciertos a representaciones teatrales, pasando por los principales acontecimientos deportivos que tienen lugar en España. En la mayoría de estos servicios los tiques se pueden adquirir simplemente "a golpe de ratón" o telefónicamente, sin necesidad de salir de casa, aunque también se pueden sacar a través de otro canal, como los cajeros automáticos habilitados para tal fin. En algunos casos existe la posibilidad de elegir la butaca desde la que se quiere presenciar el espectáculo, aunque para ello es necesario abonar una pequeña comisión que incrementa ligeramente el coste final de la entrada. Además de este incremento de precio, los principales inconvenientes del sistema de compra son que el banco habitualmente cobra una comisión por su labor de intermediación y que, generalmente, no se permite la anulación de las reservas.

Aunque a través de este servicio se pueden retirar los billetes de una forma cómoda y efectiva, en algunas ocasiones no se ofrecen las mejores localidades, sino las menos demandadas. También es corriente que los bancos y cajas sólo tengan entradas para los espectáculos que se representan en la comunidad autónoma en donde está ubicada la entidad financiera que vende los tiques, aunque en algunos casos disponen de un departamento más amplio que permite al usuario seleccionar el evento al que quiere acudir independientemente de la población en que tenga lugar.

Comisiones

La mayoría de entidades financieras disponen de este canal, que permite hacer la reserva a través de varios soportes: telefónicamente, por Internet o utilizando el cajero automático (hay algunos especialmente habilitados para ello). Cada modalidad tiene sus propias particularidades tanto a la hora de hacer la reserva de la entrada como para recogerla, de ahí que el usuario deba informarse previamente del sistema que aplica su banco y sobre los pasos que debe seguir para realizar la operación.

Si se utiliza la compra de entradas a través del banco hay que tener en cuenta que, al precio de las mismas, se debe añadir la comisión que cobra normalmente el intermediario. En el caso de La Caixa y Caja Vital, por ejemplo, es de 0,60 euros -los jóvenes clientes de la primera de las entidades están exentos de esta comisión-; el BBVA suma 0,88 euros a la entrada, Caixa Catalunya un euro si se reserva por teléfono y 0,90 si se hace por Internet. En otras, como es el caso de Ibercaja o Unicaja se exime al usuario del pago de esta comisión si es cliente de la entidad. Estas tarifas son iguales para cualquier tipo de espectáculo y para toda clase de entradas, desde las más caras a las más baratas, y pueden ser consultadas a través de las páginas web de las entidades financieras.

En algunas ocasiones, a través de estos canales de venta no se ofrecen las mejores localidades, sino las menos demandadas

La oferta de espectáculos para los que se puede hacer una reserva de entradas es muy amplia y abarca casi todas las manifestaciones artísticas, musicales y deportivas que tienen lugar en España. Los billetes para cines, teatros, auditorios, conciertos de música clásica y moderna, museos, parques temáticos, deportes, toros y espectáculos circenses se encuentran entre los más demandados.

En un escalón preferente se sitúan los eventos deportivos, y los bancos permiten al usuario reservar la entrada para poder presenciar los principales acontecimientos de esta índole que se programen: baloncesto, automovilismo, motociclismo, fútbol, tenis... Sin embargo, es necesario advertir de que existen ciertas limitaciones para conseguir, por ejemplo, el tique para un partido de fútbol, ya que no todas las entidades contemplan su venta, y si lo hacen es como consecuencia de haber llegado a un acuerdo con la entidad deportiva organizadora. Por este motivo, únicamente determinado banco o caja de ahorros posibilita hacer la reserva de algunos encuentros. Bancaja, por ejemplo, tras los acuerdos a los que ha llegado con el Valencia Club de Fútbol facilita a sus clientes sacar las entradas para asistir a cualquier partido organizado por el club levantino, pero no para aquellos cuya organización corresponda a otros clubes. En esta misma línea se mueven también otras entidades financieras.

Reserva, compra y recogida de entradas

La compra de las entradas se realiza bajo un proceso de reserva que facilita esta operación al usuario a través de sus diferentes modalidades:

  • "Online".
  • A través del móvil, accediendo a la página web de la entidad financiera y eligiendo allí la opción "venta de entradas".
  • En cualquiera de los cajeros automáticos de las entidades que estén especialmente habilitados para ello.
  • Llamando telefónicamente al banco o caja de ahorros todos los días de la semana, en los horarios que contemple cada entidad.

Una vez realizado alguno de estos pasos, se recogen las entradas con la tarjeta de crédito o débito en cualquier cajero automático de la entidad, hasta una hora antes del espectáculo. El paso más importante de este proceso, el momento definitivo de recoger las entradas, puede hacerse de diversas formas:

  • Dirigirse a los buzones expendedores habilitados en cada cine o centro en donde se desarrolle el evento e introducir la tarjeta con la que se hayan comprado las entradas.
  • Acudir a cualquier cajero de la entidad financiera con la que se tenga contratado este servicio y proceder a retirar las entradas.

Los clientes que adquieran entradas a través de este tipo de sistemas deben saber que la confidencialidad en la manipulación de los datos enviados está totalmente garantizada gracias a la transmisión encriptada de la información entre el navegador del comprador, el servidor y las entidades financieras que gestionan los pagos. Otro aspecto que provoca serias dudas entre los usuarios a la hora de la posible utilización de este servicio para sacar entradas es la que se deriva de la falsificación que pudieran tener los tiques contratados. A este respecto, conviene aclarar que las entradas son nominales y disponen de un código de seguridad, lo que dificulta en gran medida su falsificación.

Devoluciones

Cuando se utiliza el servicio de reserva de entradas a través del banco es importante tener en cuenta la operatividad de cada canal de reserva, así como el horario de estos servicios, que varía en función de la modalidad seleccionada. Así, mientras que la venta por Internet opera las 24 horas al día todos los días a la semana, por teléfono hay que realizar la compra los días laborables, de lunes a sábado, de 08:00 a 22:00 horas. Hay que advertir, además, de que son los recintos los que deciden el inicio y final del período de ventas, que por regla general suele ser de 15 días antes para el comienzo, y de una hora antes del espectáculo para la finalización de la venta.

Respecto a la posibilidad de devoluciones, en caso de cancelación del espectáculo, depende de la naturaleza de éste para que el banco abone o no el importe de la entrada en la misma cuenta o tarjeta con la que se realizó el pago. Si lo que surge es una situación personal, la entidad emisora devolverá el importe de los tiques (siempre que aún no hayan sido impresos), hasta 72 horas antes del día del espectáculo, excepto en los espectáculos cuyo promotor no lo permita, y en la venta realizada por Internet.

VENTAJAS E INCONVENIENTES

Reservar a través de este sistema conlleva numerosas ventajas, pero también puede ser una fuente de problemas. Entre ellos, la dificultad de adquirir las entradas cuando hay mucha demanda o que la butaca elegida esté mal situada.

Ventajas

  • Se puede planificar la asistencia a los espectáculos con antelación, sin tener que desplazarse al recinto en que se vayan a celebrar y asegurarse las localidades, evitando sorpresas de última hora.

  • No hay que guardar colas en las taquillas, ni desplazarse al lugar en donde se celebre el espectáculo al que piensa acudir.

  • Desde el mismo momento en que se realiza la compra de entradas, el usuario tiene aseguradas las localidades que ha seleccionado, con independencia de cuándo y dónde realice la recogida de las mismas.

Inconvenientes

  • Gran parte de sistemas no permite reservar contemplando la situación de las butacas, de forma que se puede elegir una entrada mal situada.

  • En la mayoría de los casos no se recoge la posibilidad de devolución para los usuarios que, por cualquier motivo, no pudieran asistir a la función.

  • Para determinados espectáculos, los de mayor demanda, disponen de un cupo muy reducido de entradas que se agotan rápidamente y a las que no tienen acceso los usuarios.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones