Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Custodia y dividendo, otras comisiones en Bolsa

Por cada operación bursátil realizada se cobran comisiones que suponen un incremento del 0,20% sobre el valor efectivo de los títulos

Por operar en Bolsa se aplican comisiones, y todo inversor, incluso el menos avezado, lo sabe. Pero hay una serie de comisiones, menos conocidas, que si bien no afectan directamente a la compra y venta de las acciones, hacen encarecer las operaciones bursátiles hasta en un 0,20% sobre el valor efectivo de los títulos. Se trata de las comisiones de custodia y de cupones y dividendos, y si bien no representan una cantidad excesiva para la economía del inversor doméstico es necesario conocer su existencia para cuantificar las ganancias o pérdidas en su estrategia bursátil.

La custodia de los títulos

La comisión de custodia es la que cobran las entidades financieras por mantener acciones en cartera. Se devenga por la posición de valores y por la entrada de títulos nuevos, y puede cobrarse mensual, trimestral, semestral o anualmente, a diferencia de otro tipo de comisiones que se aplican en el momento de efectuarse una operación. ¿Cuánto cobran las entidades financieras por este tipo de comisiones? No es fácil comparar las comisiones de custodia de bancos y cajas, ya que algunos cobran los gastos de custodia sobre el valor nominal de las acciones, mientras que otros lo hacen sobre el valor efectivo de los títulos. Además, determinadas entidades cobran un mínimo por valor o por mercado. Si los inversores son también accionistas, las entidades les eximen del pago de esta comisión. Y también cabe la posibilidad de acogerse a determinadas ofertas que no incluyen esta comisión en el caso de que el titular traspase sus valores desde otro broker o intermediario financiero. La "trampa" es que la oferta está limitada en el tiempo, con validez para determinados meses o años.

De todos modos, puede establecerse un cuadro general que utilizan bancos y cajas para aplicar este abono:

  • Si el titular tiene una cartera de valores de 60.000 euros, por ejemplo, y su broker le cobra un 0,20% anual sobre el valor efectivo de sus títulos, estará pagando 120 euros al año por gastos de custodia.
  • Si tiene acciones del mercado continuo y de dos bolsas europeas y su entidad financiera le cobra 4 euros por mercado y mes, estará pagando 135 euros al año +IVA por gastos de custodia.

Comisión de pago de cupones y dividendos

El mercado bursátil nacional grava también al inversor con otro tipo de comisiones secundarias, pagos a los que debe hacer frente por cada operación que realice. Se trata de la comisión por pago de cupones y dividendos. En el caso de los residentes la cuantía es del 0,25% sobre el valor efectivo, con un mínimo de 1,20 euros, aproximadamente, mientras que la tarifa para los no residentes es del 0,40% sobre el valor efectivo, con un mínimo de 30 euros por operación.

Algunas entidades eximen a los clientes que también son accionistas del pago de la comisión de custodia

A las anteriores comisiones asociadas a la cuenta de valores hay que añadir 0,30 euros de correo y 16% de IVA. Como consecuencia de ello, el mínimo que tendrá que desembolsar el inversor medio por estos conceptos será de 1,50 euros por operación. Los gastos por correo se pueden evitar acudiendo a determinadas entidades on line que permiten a sus clientes la eliminación del soporte papel al transmitir toda la información sobre la inversión a través de Internet.

COMISIONES EN LAS OPERACIONES A CRÉDITO

En las operaciones a crédito también hay que abonar las comisiones de custodia y de pago de cupones y dividendos, como si se tratara de una operación bursátil tradicional, con los mismos porcentajes que en éstas: del 0,20% trimestral o periodo inferior sobre el valor nominal para las operaciones nacionales, y del 0,05% para las internacionales.

También la comisión por pago de dividendo tiene el mismo desembolso, el 0,25% sobre el valor efectivo de la inversión y 0,30 euros en concepto de correo. A ello hay que añadir otro 0,12% como comisión por amortización contra efectivo, 30 euros más el 0,25% sobre el importe de la operación en concepto de comisión especial de gestión, y un tipo de interés por el préstamo del Euribor a un mes +2,5%.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones