Invertir en Bolsas nórdicas

Los datos económicos de los países del norte superan la media, por lo que tomar posiciones en ellos implica un plus de rentabilidad
Por José Ignacio Recio 9 de septiembre de 2009
Img estocolmo
Imagen: Tell

Las plazas bursátiles de Ámsterdam, Estocolmo, Copenhague, Oslo o Helsinki son una alternativa adecuada a la renta variable nacional o a los parqués de Londres, París, Milán y Frankfurt. Los pequeños y medianos inversores pueden posicionarse en ellas a través de las entidades financieras -en especial la banca on line-, que permiten tomar contacto con estos mercados de forma sencilla, rápida y con tarifas en consonancia a las aplicadas en otras plazas.

Tarifas y características

Las empresas de primer orden del norte europeo, como Nokia, Aegon, ING, Philips o Unilever, prefieren realizar las compras y ventas a través del «Eurostoxx-50», antes que en sus mercados originales, debido a que este índice europeo ofrece mayores coberturas. Sin embargo, otras compañías pueden ser muy interesantes, a pesar de que sólo cotizan en los parqués del norte de Europa. Son menos conocidas, pero representan al cuerpo empresarial de estos países: Heineken o Pharming Group (Holanda), Danisco, EAC o Monberg (Dinamarca), Hennes o RNB Retail (Suecia), Atria o Finnair (Finlandia) y Apptix o Marine Harvest (Noruego).

Para operar en estos mercados, hay que tener en cuenta sus horarios y las tarifas que aplican. En consonancia con las de otras plazas europeas, éstas rondan los 20 euros por operación de compra o venta, aunque tienen particularidades. En la Bolsa de Copenhague, los intermediarios financieros gravan el capital invertido con el 0,30%, un porcentaje similar al de la Bolsa de Oslo (0,35%), con una comisión mínima de 50 euros. Helsinki tasa sus operaciones con un 0,19% para cantidades superiores a 50.000 euros (para cifras inferiores, el porcentaje baja hasta el 0,10%). Los horarios son los mismos que en la Bolsa española, excepto en el caso de Copenhague, que cierra media hora antes.

Las entidades financieras permiten a sus clientes tomar contacto con estos mercados de forma sencilla y rápida

Todas las plazas tienen conexión automática para sus operaciones. Las órdenes de Bolsa internacional que requieran cambio de divisa y que se marquen como ejecutadas antes de las 14:15 horas se liquidarán ese mismo día. Las gestiones que no requieran cambio de divisa se saldarán en la misma jornada, siempre y cuando la ejecución sea marcada antes de las 19:15 horas. La liquidación del resto tendrá lugar al siguiente día hábil. En el caso de órdenes de compra pendientes de ejecución, si se procesan mediante conexión automática, la retención practicada se levantará al final del día en el que expire. Si se hace de manera manual, la retención se mantendrá un día más, al existir la posibilidad de que la ejecución llegue al día siguiente.

Cada mercado bursátil de esta área geográfica tiene particularidades que conviene conocer antes de realizar las operaciones de compra y venta. En Estocolmo, Copenhague y Oslo, por requerimiento del propio mercado, las órdenes han de tener un precio límite; en caso contrario, serán rechazadas por la Bolsa. En Ámsterdam y Helsinki, el broker puede, de manera discrecional, rechazar una orden cuando su precio límite esté alejado del coste real de mercado.

Conveniencia de operar con estos mercados bursátiles

Posicionarse en estos mercados tiene sus ventajas, ya que las empresas cuentan con una gran estabilidad y solvencia. Pero los pequeños y medianos inversores apenas conocen el estado de sus cuentas empresariales, no son seguidas por los intermediarios financieros ni por los medios de comunicación de forma regular. De ahí que la posible toma de posiciones en los valores que cotizan en los mercados del norte de Europa deba hacerse con prudencia.

  • Pros:

Pueden suponer un plus de rentabilidad debido a los buenos datos económicos que obtienen estos países, por encima de la media europea.

Son empresas, si no muy importantes, estables en el entorno económico actual.

Suponen una alternativa de inversión en caso de agotamiento de los procesos alcistas en la Bolsa española.

No están penalizadas con tarifas demasiado caras, sino que están en línea con las de otras plazas europeas.

Las empresas del norte europeo tienen una gran estabilidad y solvencia, pero los pequeños y medianos inversores saben poco o nada de sus cuentas

  • Contras:

El escaso conocimiento que tiene de estos mercados el inversor español medio.

La gran mayoría de las empresas que cotizan son poco conocidas y representativas en el panorama económico nacional.

La dificultad para acceder al análisis técnico y fundamental de estas compañías, con poca repercusión en los brokers y medios de comunicación españoles especializados.

INFORME DIARIO

Algunas entidades financieras incluyen un servicio a modo de informe diario, que puede constituir una herramienta adecuada para seguir estos mercados. Una vez solicitado, a primera hora de la mañana el inversor contará con un completo resumen con la previsión del día, los acontecimientos ocurridos en la sesión anterior, las noticias de empresa más relevantes y los cierres de las principales Bolsas, divisas y tipos de interés.

El inconveniente es que la mayoría se centra en las Bolsas internacionales de mayor relevancia (“Dow Jones”, “Dax”, “CAC-40”, “Footse” y “Nikkei”), pero hay servicios especializados que incluyen dentro de este informe bursátil información de las Bolsas más representativas del norte de Europa.