La Tarifa Plana aterriza en la banca

A partir de tres euros mensuales se puede contratar una tarifa fija que permite la realización de todos los movimientos bancarios que se deseen sin ningún tipo de comisión
Por José Ignacio Recio 14 de junio de 2007

Incluidas todas las comisiones

Incluidas todas las comisiones

Una tarifa plana bancaria es aquélla por la que el banco o caja de ahorros con la que se tiene contrato cobra una cantidad fija, independientemente de las operaciones que se realicen. Dos características que definen a este producto son su accesibilidad a todos los clientes de la entidad por un lado, y por otro, su precio realmente asequible para todas las economías. La tarifa plana, en efecto, está ya presente en la oferta que bancos y cajas de ahorro ofrecen a sus clientes. De momento, no son muchas las que lo ofrecen (Bancaja, Bankinter, Banesto, BBVA, Caixa Galicia, Caja España y Uno-e), pero su contratación puede suponer un importante ahorro a las personas que realizan varias operaciones bancarias de forma regular: personas que tienen cuentas en el extranjero, que envían dinero a hijos que estudian o viven fuera, pequeños empresarios y familias con pequeñas y medianas inversiones. Las hay de diversa índole: para operar en bolsa, para realizar transferencias al extranjero, y para los movimientos bancarios más frecuentes. Pero también tiene sus inconvenientes, como estar obligado a realizar un mínimo de operaciones al mes que, en algunas casos, suponen una estrategia para captar y fidelizar a nuevos clientes, ya que solamente tienen una periodicidad determinada, normalmente a un año.

El estar obligado a realizar un mínimo de operaciones al mes puede suponer, en muchos casos, una estrategia para captar y fidelizar a nuevos clientes

Una de sus aplicaciones más comunes y populares es la que tiene que ver con las operaciones bursátiles, ya que permite al cliente disfrutar de un ahorro muy considerable en las comisiones. Este es uno de los aspectos que más preocupan a los inversores, de forma que encontrar la tarifa más barata puede aportar satisfacciones añadidas en las inversiones. Las que aplican las entidades financieras oscilan entre 7 y 30 euros por cada operación de compra venta de acciones. En contraposición, con la tarifa plana, por un precio de 3 a 7 euros mensuales, el cliente puede realizar cuantas contrataciones desee. El principal inconveniente radica en que no son muchos los bancos y cajas de ahorro que contemplan esta posibilidad. Uno de ellos es Bankinter, que tiene en el mercado una tarifa plana que permite contratar en el Mercado Continuo las operaciones de compra-venta que se quieran, sin límite, por una tarifa de siete euros mensuales, en inversiones superiores a 1.502 euros, y si la cantidad contratada es inferior, entonces la cuota mensual baja hasta 3,5 euros. Además permite acceder a todos los servicios que se tienen en la contratación libre, es decir, contratación y liquidación on line, validez de órdenes en el mercado de hasta tres meses, órdenes stop-loss (para limitar las pérdidas), etc.

Otra entidad que comercializa este servicio es Ibercaja, que por cinco euros permite al cliente acogerse a esta tarifa para operar en la compra-venta de valores de renta variable negociados en los mercados nacionales. Esta opción está disponible a través de Internet, aunque sólo durante los primeros 12 meses desde la activación del contrato ‘Ibercaja Directo’. En este caso, se trata de una estrategia comercial para captar nuevos clientes ya que este servicio está dirigidos a ellos, siempre y cuando se haga antes del 31 de diciembre de 2007. Están incluidas las comisiones de compra-venta y corretaje, aunque no los cánones bursátiles.

Caja España, por su parte, también se ha sumado al grupo de entidades financieras que ofertan ya este servicio. Aquí, el cliente puede contratarlo por una cuota similar al de sus principales competidores, siete euros mensuales. Por contra, entidades como ING Direct destacan que, frente a las tradicionales que lanzan paquetes de productos y servicios con un coste fijo, ellos no aplican comisiones por mantenimiento de cuenta ni por transferencia.

Asociadas a cuentas

Por el contrario, otros bancos y cajas han decidido asociar las tarifas planas a la contratación de otros productos, en este caso las cuentas bancarias. Es lo que ha desarrollado el Banco Popular, comercializando la ‘Cuenta Con’, un paquete de productos y servicios que cubren las necesidades básicas de la operación bancaria con una tarifa fija de seis euros al mes. En esta oferta, el Popular ofrece como ‘ganchos’ de esta cuenta descuentos por la utilización de las tarjetas y un depósito que ofrece un 6% TAE a un mes. El paquete ‘Cuenta Con’ está compuesto por una cuenta operativa sin comisiones de mantenimiento ni administración, que incluye los gastos de todas las transferencias nacionales, independientemente del número que se realice, y las comisiones de emisión y renovación de las tarjetas ‘4B Mastercard’, ‘Visa Cuenta Con’ y ‘Punto Oro’.

Actualmente, la mayoría de los bancos y cajas con tarifa plana centran este servicio en el segmento de particulares

El BBVA, por su lado, ha respondido a esta “nueva guerra bancaria” con el producto ‘Cuentas Claras’. Una característica que lo distingue es que los clientes pueden contratar este servicio de forma individual, con la pareja o elegir el paquete familiar, que permite un máximo de cinco titulares. La tarifa, dependiendo del número de operaciones que escoja el cliente, oscila entre los 5 y los 12 euros al mes. Con la comisión mínima, los usuarios disponen de una cuenta y la tarjeta ‘Diez’ con descuentos en compras, realizar hasta 48 consultas, 12 disposiciones de efectivo en cajeros de Servired que no sean del BBVA y 12 transferencias u operaciones con cheques.

Actualmente, la mayoría de los bancos y cajas con tarifa plana centran este servicio en el segmento de particulares, aunque otros colectivos como inmigrantes, emprendedores y pequeñas y medianas empresas también pueden acogerse a las ventajas de este servicio.

Para inmigrantes

Bancaja y Caixa Galicia ha orientado, por su parte, estas tarifas hacia el colectivo de inmigrantes. La primera de ellas, diseñando una cuota plana para captar transferencias entre sus integrantes, a través del programa ‘Nuevos Ciudadanos’, que contempla como principal novedad el establecimiento de una tarifa fija para transferencias a Ecuador, país del que proviene el colectivo más numeroso de los inmigrantes de la Comunidad Valenciana. La comisión fija por transferencias, sin gastos adicionales por cambio de divisa, es de 8 euros mensuales para los clientes de esta entidad y 12 euros para los que no lo sean. La caja gallega, por su lado, ha decidido seguir los pasos de esta estrategia, de forma que dispone ya en el mercado de un producto de estas características, denominado ‘Cuenta Tarifa Plana’, que incorpora algunos servicios adaptados a las necesidades de estos nuevos residentes.

Esta modalidad incorpora los siguientes productos y servicios: seguro de repatriación por fallecimiento por accidente, servicio de asistencia jurídica inmediata vía telefónica durante 24 horas todos los días del año para asuntos urgentes, así como revisión y redacción de escritos y asistencia personal en despachos, tarjeta de débito “Visa Electrón” gratuita y el servicio gratuito de banca electrónica y telefónica. La principal ventaja que supone su contratación es el ahorro que le supone al cliente frente a la adquisición por separado de los servicios incorporados, ya que la comisión es de cuatro euros mensuales.