Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Por qué deberías llevar al menos dos tarjetas bancarias durante tus vacaciones

Hay varias razones para viajar con más de una tarjeta bancaria. En este artículo te explicamos cuáles son y cómo evitar disgustos imprevistos durante las vacaciones

Sin duda, este verano está siendo atípico, pero, a pesar de la crisis sanitaria en la que se encuentra inmerso el país, son muchos los que mantienen sus planes vacacionales, aunque sea más cerca de casa de lo habitual. Aquellos que quieran realizar una escapada durante estas fechas, probablemente ni se preocupen por el número de tarjetas que llevarán en su cartera. Sin embargo, salir de viaje con un solo “plástico” puede acabar suponiéndonos un quebradero de cabeza. A continuación, analizamos por qué es recomendable viajar con al menos dos tarjetas encima.

Razones para llevar dos tarjetas de vacaciones

Lo más habitual es que a la hora de hacer un viaje nos llevemos las mismas tarjetas que solemos utilizar en el día a día; sin embargo, esta no es siempre la mejor opción. Aunque resulta difícil fijar un número de tarjetas adecuado con el que salir de casa, es recomendable llevar al menos dos tarjetas en la cartera, ya que si una de ellas deja de estar operativa, tendremos una segunda de repuesto.

✅ Si perdemos o nos roban nuestra tarjeta principal, se rompe o se degrada o se la traga un cajero, una segunda tarjeta nos permitirá seguir sacando dinero y pagando compras. Además, algunos comercios podrían rechazar nuestra tarjeta habitual, en cuyo caso podríamos usar la de repuesto.

✅ Por otra parte, si utilizamos siempre una tarjeta de débito, deberíamos llevar con nosotros también una de crédito. Además de que la podremos usar como “plástico” de repuesto si la tarjeta de débito falla, la necesitaremos para contratar algunos servicios. Por ejemplo, las compañías de alquiler de coches suelen requerir que sus clientes entreguen una tarjeta de crédito para cargar la fianza del vehículo.

✅ Por último, no todas las tarjetas tienen las mismas ventajas y algunas pueden sernos más útiles que otras para viajar. Por ejemplo, puede que nuestra tarjeta de débito o de crédito habitual nos resulte muy útil en nuestro día a día, pero quizá a usarla en el extranjero no sea la más conveniente por sus elevadas comisiones. Así, si tenemos intención de viajar al extranjero, podemos incluir en nuestra cartera una tarjeta que nos permita sacar dinero gratis fuera de España y que, además, no nos cobre comisiones al pagar o retirar efectivo en una divisa distinta al euro.

Tarjetas bancarias
Imagen: AhmadArdity

Congelar las tarjetas de repuesto

Para incrementar las medidas de seguridad de nuestras tarjetas, podemos mantener desactivadas las tarjetas que no usemos y activarlas tan solo cuando las necesitemos. Así, si perdemos nuestras tarjetas de repuesto o nos las roban, nos aseguraremos de que nadie podrá utilizarlas.

La mayoría de los bancos españoles dejan a sus clientes congelar temporalmente sus tarjetas a través de su aplicación móvil de forma muy sencilla y descongelarlas después, cuando se necesiten otra vez.

Plan B: pagar con el móvil

Si no queremos llenar nuestra cartera de tarjetas o nos da respeto llevar con nosotros más de una por miedo a perderlas o a que nos las roben, tenemos una alternativa: pagar con nuestro smartphone.

Podemos vincular nuestras tarjetas a un wallet como Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay y pagar con el móvil, aunque hayamos dejado nuestras tarjetas en casa. Estos monederos virtuales nos permitirán vincular un amplio número de tarjetas de bancos distintos y abonar con ellas en cualquier comercio con tecnología contactless.

En cualquier caso, sigue siendo recomendable llevar como mínimo dos tarjetas físicas en la cartera y no confiar solo en el móvil, ya que no todos los datáfonos están preparados para pagar con esta tecnología (en España los TPV contactless están muy extendidos, pero puede no ocurrir lo mismo en nuestro país de destino). Además, en caso de perder el teléfono o de quedarnos sin batería, necesitaremos recurrir a las tarjetas físicas.

Etiquetas:

tarjetas vacaciones

HelpMyCash

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones