Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Operar en Bolsa desde Internet

La banca "online" pone a disposición de sus clientes los últimos avances tecnológicos para que puedan operar en Bolsa desde Internet gratis

img_bolsaonline01 1

Una opción sencilla y cómoda

/imgs/2008/03/bolsaonline01.jpg

Se pueden realizar compras y ventas de acciones, suscribir cualquier operación de OPV (Oferta Pública de Venta), utilizar los mecanismos de protección para evitar mayores pérdidas (“stop loss“), acudir a una ampliación de capital o, simplemente, consultar la información necesaria sobre la cartera de valores, un índice internacional o la evolución de las compañías que cotizan en la renta variable. La novedad estriba en el medio a través del cual se realizan estas operaciones, Internet, lo que reporta al usuario muchas ventajas -no se pagan comisiones y permite el acceso a tarifas planas- y pocos inconvenientes: es necesario saber utilizar Internet.

Prácticamente todo el sector bancario español dispone de páginas web con infinidad de servicios, y una división “online” en la que se puede operar fácilmente en la renta variable, como Oficina Directa y Uno-e, filiales del Banco Pastor y BBVA, respectivamente. Comprar o vender acciones a través de este medio conlleva grandes ventajas para el usuario desde el primer día: pagará menos comisiones, operará con mayor comodidad desde su casa, tendrá libertad para realizarlas cuando le plazca, por la mañana, por la noche o en el fin de semana, no hay límites… Además, es posible comprar y vender acciones prácticamente en tiempo real, sin que sea necesario esperar a que el banco opere con ellas. Y sin ningún coste adicional para el usuario, que sólo debe ser cliente de la entidad y estar dado de alta en este servicio. Algunas entidades, como Bankinter por ejemplo, facilitan al cliente una tarjeta de claves necesaria para verificar todas las operaciones, también sin coste alguno para el cliente.

Ahorrar comisiones

Entre las principales ventajas de operar por Internet se encuentra el ahorro que obtiene el inversor en concepto de comisiones, especialmente importante para quienes operan con cierta regularidad durante todo el año. A través de las sucursales, las comisiones son altamente gravosas sobre todo en las pequeñas inversiones, en donde la relación inversión-beneficio es mucho más estrecha y se necesitan mayores márgenes de subida. Y, en efecto, las comisiones por Internet son mucho más asequibles y el ahorro puede alcanzar hasta el 50% en función de que se utilice uno u otro sistema para operar. Las comisiones que aplica la banca “online” varían dependiendo del mercado bursátil en que se opere, ya que no es lo mismo invertir en la renta variable española que en la internacional. Para la primera, las tarifas que contemplan los bancos y cajas de ahorro no excede de los 7-10 euros por operación, mientras que para operar en las bolsas internacionales el precio se eleva hasta los 20 euros.

La contratación de valores “online” permite al inversor pagar comisiones mucho menores y acceder a tarifas planas para realizar las operaciones

Otra posibilidad de rentabilizar mejor la inversión “online” es operar con las tarifas planas que comercializan ya muchas entidades, que por un precio estándar que oscila entre 5 euros (operaciones nacionales) y 20 euros (operaciones en el extranjero), permiten al usuario realizar tantas operaciones de compra y venta como quiera, sin ningún límite. De esta forma, quien contrate una tarifa plana de, por ejemplo, 7 euros, y realice 10 operaciones mensuales de bolsa en los mercados nacionales tanto de compra como de venta, habrá conseguido un ahorro de 56 euros al mes (si pagase 7 euros en cada operación bursátil), lo que al cabo de un año supondría un ahorro de 672 euros. Por otra parte, los inversores pueden acogerse a las nuevas tarifas intradía (operaciones realizadas en el mismo día), que por 5-7 euros -que es la tarifa media que aplican las entidades financieras que disponen de este servicio- permiten realizar cuantas operaciones se deseen, pero en este caso en la misma sesión bursátil. Todas estas tarifas son exclusivas para los inversores que operen a través de Internet, lo que ha supuesto uno de los mayores cambios en la forma de inversión de los últimos años.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones