Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Préstamos con garantías de depósitos

Permiten a los titulares de valores, depósitos o fondos dotarse de liquidez sin tener que cancelar su inversión, pero sale caro

Img billetes Imagen: Andrés Rueda

Es frecuente que los pequeños y medianos ahorradores deshagan posiciones en la renta variable o fija para hacer frente a algún imprevisto, con lo que anulan las posibles revalorizaciones de su inversión. Para eliminar estas disfunciones, algunas entidades han creado préstamos que permiten a los titulares de depósitos, valores o fondos dotarse de liquidez sin tener que cancelarlos. Sin embargo, las comisiones que aplican encarecen de manera notable estos adelantos de dinero.

Escasa oferta

Se venden como la solución para los ahorradores que necesiten con urgencia liquidez, pero sin renunciar a sus inversiones. Son créditos que anticipan hasta 50.000 euros a titulares de depósitos, fondos o valores, que deben amortizarse en un plazo máximo de cinco o seis años. Al suscribirlos, se eliminan los gastos derivados de la venta o anulación de los activos financieros (comisiones de venta en las operaciones bursátiles y de cancelación anticipada, en depósitos y fondos), pero aplican diversas comisiones, como las de amortización, información y estudio, cancelación anticipada y apertura, con lo que no resultan tan baratos. Son útiles, sobre todo, si la inversión no ha alcanzado el grado máximo de rentabilidad que se espera de ella.

Resultan útiles si la inversión no ha alcanzado aún el grado máximo de rentabilidad que se espera de ella

La oferta, hasta el momento, proviene de dos entidades, Caixa Catalunya y Banco Santander. En el primer caso, el importe máximo es del 90% sobre el saldo de depósito del solicitante y se puede amortizar hasta en seis años. Aplica un tipo de interés nominal de un 1% respecto al interés del depósito (mínimo Euribor a un año + 0,50). A ello hay que añadir comisiones por cancelación anticipada (un 3% sobre el importe amortizado), por apertura (1,50%) y por información y estudio (entre 0,25% y 0,50%).

Santander brinda desde 600 hasta 50.000 euros, que pueden devolverse en cinco años (desde 120 euros al mes por cada 6.000 euros). Se amortiza mediante cuotas constantes de capital e intereses, con la periodicidad de pago que el titular decida: mensual, trimestral, semestral o anual. El tipo de interés es variable, referenciado al Euribor a un año y se revisa con periodicidad trimestral.

Créditos para operar en Bolsa

Tampoco son muy numerosos los bancos que otorgan a sus clientes la posibilidad de suscribir un préstamo para operar en la renta variable. Algunas entidades aplican comisiones y las condiciones de contratación incluyen la domiciliación de la nómina y, al menos, dos recibos de suministros (Oficina Directa). En el caso de la "Cuenta Multiplica", de Cortal Consors, se presta hasta cinco veces el saldo -y hasta cuatro veces la valoración de la cartera- para comprar acciones del mercado continuo español. No se exige aval y no hay gastos de mantenimiento, apertura o cancelación.

Los bancos que cotizan en el mercado continuo español, para respaldar sus ampliaciones de capital o la salida a Bolsa de alguna filial, recurren también a los préstamos a particulares. Estos créditos que posibilitan suscribir nuevas acciones, sin renunciar a la inversión inicial, tienen un interés del Euribor más un punto. Los suscriptores de este producto financiero deben tener en cuenta tanto la evolución de la cotización de sus acciones como la marcha del Euribor. Son los dos riesgos que conlleva acudir a financiación especial para comprar acciones de un banco.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones