Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Préstamos y anticipos para pagar a Hacienda

Sus tipos de interés rondan el 8%, frente al 11% de media de los préstamos al consumo convencionales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 mayo de 2009

Por muy sorprendente que resulte, es posible estar desempleado y tener que pagar a Hacienda. Basta con haber tenido dos pagadores, haber sufrido algún tipo específico de cambio de contrato o de división en una misma empresa, o haber recibido una alta indemnización por despido para que el resultado de la tramitación del impuesto sea favorable a Hacienda. En estos casos, ¿qué pueden hacer quienes se sientan angustiados por falta de liquidez? Numerosas entidades financieras ponen a disposición de sus clientes préstamos o anticipos específicos para cubrir el pago de impuestos al fisco. Sus condiciones, con intereses que rondan el 8% o 9%, son más beneficiosas que las de los préstamos al consumo tradicionales.

Mayores servicios

Las entidades bancarias disponen de préstamos al consumo que pueden financiar un posible pago a Hacienda, al mismo tiempo que comercializan un mayor número de productos diseñados en exclusiva para este fin. Sobre todo las cajas de ahorros, entidades más pequeñas y con un negocio más local, apuestan en mayor medida por los préstamos y anticipos para pagar a Hacienda. Una de sus principales peculiaridades es que estos créditos aplican intereses más bajos que los destinados a financiar otros bienes, como coches, viajes o reformas en el hogar. Mientras el tipo medio de los créditos para financiar un pago a Hacienda se sitúa en torno al 8%-9%, el resto parte del 11% si exigen vinculación al cliente (como domiciliar nómina y recibos o suscribir otros productos), pero se sitúa entre el 13% y el 14% si el usuario no está dispuesto o no puede suscribir otros activos.

Las cajas de ahorros son las entidades que más apuestan por los préstamos y anticipos para pagar a Hacienda

Incluso, algunas ofertas de entidades anticipan la devolución de Hacienda sin cobrar intereses. No obstante, en este tipo de promociones conviene fijarse en las comisiones de apertura, que rondan el 3%. La desventaja del cobro de una comisión en lugar de un interés es que el cliente deberá realizar el pago de esta tasa por anticipado, mientras que el interés se paga sólo cuando se ha comenzado a abonar el préstamo y, por tanto, de forma dividida y aplazada.

Las condiciones más óptimas

La oferta de las cajas es bastante amplia, como el servicio puesto en marcha un año más por Unicaja, “Renta Fácil 2009”. La entidad financiera facilita la posibilidad de tramitar la Declaración de la Renta a través de su red de oficinas, por teléfono y por Internet. Además, concede préstamos y anticipos para la Declaración en mejores condiciones que los préstamos al consumo tradicionales.

Por el contrario, si la declaración es positiva, la entidad propone el “Préstamo de Renta Fácil” a un tipo de interés nominal del 8,5% y un plazo máximo de 12 meses. Tiene una comisión de apertura del 2%, con un mínimo de 18 euros, aunque no aplica penalización por cancelación anticipada. El interés es ajustado ya que, de media, en el mercado se comercializan préstamos personales que aplican tipos de entre el 10% y el 13%, sin exigir vinculación alguna.

Si la liquidación da derecho a devolución, Unicaja ofrece el anticipo, total o parcial, mediante el Anticipo de Renta Fácil, a un 0% de interés, hasta el 1 de marzo de 2011 y por un importe máximo de 3.000 euros. La comisión de apertura es del 0%, como en el caso anterior.

Las entidades que anticipan la devolución aplican comisiones de apertura que rondan el 3%

Halifax Hispania es otra de las entidades que cuenta con un préstamo específico: “Crédito Pago Hacienda”, que financia desde 1.500 hasta 60.000 euros a un plazo máximo de 12 meses. El interés también es negociable, pero muy competitivo y por debajo de la media del mercado. Además, Halifax dispone del “Anticipo Hacienda”, un servicio que permite a los clientes de la entidad contar antes con el dinero de su devolución de la Renta. Para ello, el usuario debe tramitar su Declaración a través de este banco. La entidad tomará la cantidad prestada de la próxima nómina que cobre el cliente, por lo que este tipo de anticipos específicos para cubrir las devoluciones de Hacienda pueden considerarse como un mero adelanto parcial del sueldo.

Para devoluciones o pagos

Otro banco internacional con división española que dispone de productos financieros relacionados con Hacienda es Deutsche Bank. Este año ha vuelto a lanzar el préstamo “Credi-Renta db”, con el que anticipa la devolución a los contribuyentes con Declaración negativa (a devolver) y permite la financiación sin intereses del pago del IRPF en caso de Declaración positiva (a pagar). El producto se comercializa con un tipo de interés del 0%, pero tiene una comisión de apertura del 2% y comisión de estudio del 1%. Si un cliente solicita 3.000 euros, para poder disfrutar de ellos deberá pagar por anticipado 100 euros (aunque el 3% de 3.000 sean 90 euros). No obstante, en el periodo de devolución del préstamo (que como máximo es de 12 meses), sólo devolverá capital en lugar de intereses.

Una ventaja de este crédito es que no aplica comisión por cancelación anticipada. Además, no requiere intervención notarial cuando el importe sea menor de 10.000 euros, lo que ahorra gastos y agiliza la tramitación. Si la Declaración sale a devolver, el cliente tiene la posibilidad de beneficiarse de carencia de capital hasta el vencimiento del préstamo. Es decir, puede pagar sólo la comisión de apertura al principio y no abonar ninguna cuota hasta recibir la devolución de Hacienda o hasta el vencimiento del préstamo. Este crédito también permite fraccionar el pago del IRPF tanto a quienes no disponen de liquidez como a las personas que no desean deshacer posiciones de inversión o prevén obtener una rentabilidad superior en próximos meses al reducido coste que supone esta financiación.

Banco Sabadell también quiere captar clientes este año con necesidad para pagar a Hacienda. Para declaraciones positivas, la entidad ofrece un préstamo con un periodo máximo de amortización de nueve meses. La comisión de apertura es del 3% (con un mínimo de 50 euros) y la de estudio, del 1% (con un mínimo de 24 euros). Además, aplica otra comisión del 3% si se decide cancelar el préstamo de manera anticipada. Por otra parte, la entidad adelanta la totalidad del importe en caso de declaraciones negativas, pero el cliente debe abonar una comisión mínima del 4% en concepto de estudio y apertura del préstamo.

DECLARAR EN BANCOS Y CAJAS

Todas las entidades financieras permiten gestionar y tramitar la Declaración de la Renta de sus clientes. En la actualidad, disponen de tres canales para hacerlo:

  • En las propias sucursales bancarias: un asesor bancario ayudará al contribuyente a tramitar su Declaración.
  • Desde los servicios creados de forma expresa para este fin por los bancos y cajas de ahorro. Algunas entidades disponen de servicios telefónicos y cuentan con operadores que pueden rellenar en línea la Declaración del cliente. Basta con que el usuario aporte todos los datos necesarios para que el operador pueda realizar una simulación. Si el cliente la considera satisfactoria, sólo tendrá que acudir a la oficina que designe para firmarla.

  • A través de Internet, el cliente podrá descargar el programa PADRE desde la web de su entidad financiera (si ésta lo permite) y tramitar la Declaración. Para ello, debe disponer de unas claves personales y contar con el certificado digital emitido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT). Éste es un servicio que todavía no prestan todas las entidades.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones