Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Rafael Pampillón, profesor del Instituto de Empresa

Seguirá subiendo el paro y sólo a partir de 2011 la economía española se recuperará

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 8 junio de 2009

Lleva 25 años en el mundo de la docencia, profundizando en el análisis de países y en el entorno económico. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Barcelona y MBA por IESE, Rafael Pampillón ha sido decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Extremadura y profesor de Política Económica en la Universidad de Barcelona. Actualmente es director del Weblog de Economía del Instituto de Empresa y Profesor de Entorno Económico y Análisis de Países de IE Business School. También imparte clases en la Universidad San Pablo CEU y es profesor visitante en la Escuela Diplomática. En su opinión, España no comenzará a ver una recuperación económica hasta el año 2011, y para salir de la crisis estima fundamental invertir en formación de profesionales y en tecnología. Cree que sería necesario bajar impuestos y que los tipos de interés en Europa se redujeran hasta el 0%. Con más de 100 trabajos publicados en revistas científicas especializadas, el profesor combina una intensa actividad investigadora y divulgativa. Elegido mejor profesor del Instituto de Empresa en 2001 y 2008, es además miembro del Consejo Consultivo de Privatizaciones del Gobierno de España (representó a España en la Cumbre Iberoamericana de Privatizaciones de 1997) y, durante cuatro años, formó parte del Consejo de Cooperación Internacional al Desarrollo del Gobierno de España, en calidad de experto.

¿Cómo valora el escenario económico actual mundial y español? ¿Se prevé una crisis más dura en España que en otros países?

No hay duda de que la actual crisis económica es dura. Ha habido un colapso financiero y económico globalizado. No obstante, parece que en Estados Unidos, epicentro de esta crisis, están sentadas las bases para la recuperación. Es probable que allí se empiece a ver cierta mejora a partir del tercer trimestre del año en curso. Estados Unidos ha puesto en marcha medidas de política económica contundentes: ha acometido una política fiscal expansiva y una fuerte bajada de los tipos de interés. En la actualidad se sitúan en una horquilla entre el 0% y el 0,25%. Algunos economistas de prestigio como Paul Krugman, premio Nobel de Economía en el año 2008, proponen incluso que las tasas de interés sean negativas, lo que sería una situación excepcional. La Reserva Federal todavía no ha llegado a tal extremo, que en todo caso sería histórico. Krugman propone que el Estado incluso pague porque las personas y empresas tomen prestado dinero. Es una propuesta para incentivar la economía y el consumo, que es fundamental que se reanime para salir de la crisis. Yo, no obstante, no creo que se vaya a llegar a tal extremo.

¿Hasta cuándo durará la crisis en España?

En España, tardaremos más en salir de la crisis, porque entramos más tarde, pero también porque nuestro modelo económico es distinto. En Estados Unidos la economía es más flexible, hay más inversión en investigación y desarrollo. Tecnológicamente es un país más avanzado. También genera muchas patentes y eso es un símbolo de mayor desarrollo. En costes fiscales también se nota una mayor flexibilidad. Las empresas, por ejemplo, pagan menos impuestos y también los ciudadanos pagan menos tasas, ya que no existe un sistema de Seguridad Social como el español. Todo esto ayudará a Estados Unidos a salir antes de la crisis. España, además, saldrá de la crisis después que sus homólogos europeos, que también son más competitivos. En concreto, creo que en 2011 se iniciará la recuperación en España.

Un dato que mide especialmente la competitividad es el volumen de exportaciones, y España debería mejorar en este sentido. A su vez, aquí tenemos un problema muy particular: el de la vivienda. Actualmente, hay un millón de viviendas sin vender que el mercado tiene que digerir. Esto supone una grave paralización para el sector de la construcción, ya que hasta que no vaya saliendo el «stock» no volverá a construir. Su repercusión en el empleo está siendo muy grave.

¿Entonces, es la crisis inmobiliaria la que más peso y culpa tiene de la crisis económica española actual?

Posiblemente, sí. La economía española es muy dependiente del sector de la construcción. Habíamos llegado a situaciones exageradas y extraordinarias. No era normal que en un solo año se construyeran en España más de 800.000 viviendas, es decir las mismas que en Alemania, Francia y Gran Bretaña juntas. Pagaremos las consecuencias de aquella «indigestión». Todavía nos quedan un par de años malos porque el modelo económico es de baja productividad, está muy basado en servicios. El sector de la construcción destruye empleo, y lo seguirá haciendo.

¿Qué se necesita para salir de esta crisis?

Es necesario pasar a un modelo económico más dinámico. No es normal que en determinados sectores la producción esté cayendo en torno al 25-30% al año. Ahora mismo no se salva ningún sector económico. Todo está muy decaído, ya que se destruye actividad en agricultura, servicios, construcción…

«En España tenemos una indigestión de viviendas y pagaremos sus consecuencias»

¿Cuáles son sus propuestas fiscales? ¿Qué incentivos económicos se necesitan?

Ahora mismo tenemos un bajo nivel de deuda pública. Sin embargo, las familias y las empresas sí que están muy endeudadas. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que el que se puede endeudar es el Gobierno. Por ejemplo, me parece muy necesario que invierta en Educación, ya que hay que mejorar la formación de los profesionales. Además, conviene que el Estado invierta en tecnología, que mejore los niveles de infraestructuras e incluso que se privaticen los aeropuertos, los ferrocarriles… En mi opinión, hay que introducir más competencia y privatizar muchos sectores. También serían necesarias más rebajas de impuestos para que los particulares puedan ahorrar o consumir. Por ejemplo, a quien ahorre en estos momentos le puede parecer interesante reducir sus deudas, amortizando capital anticipadamente. Otro incentivo económico sería reducir el Impuesto de Sociedades.

¿Cree que seguirá subiendo el paro?

Sí. Sólo a partir de 2011 veremos cierta recuperación.

¿Hasta qué nivel llegará? ¿Podremos ver tasas de hasta el 25%?

Podemos alcanzar los 5,5 millones de parados, o incluso superarlos. Puede resultar gráfico echar un vistazo a la historia más reciente de España: entre 1960 y 1995 la ocupación media ha oscilado entre los 12 y los 13 millones de trabajadores empleados. En 1995, alcanzaba los 12,1 millones de empleados. Entre 1995 y 2007 se crearon 8,5 millones de empleos, hasta alcanzar la cifra récord de 20,5 millones de trabajadores. Fue un crecimiento del empleo desorbitado, del que ningún país tenía experiencia. Ningún país en porcentaje ha generado tanto empleo en tan corto periodo de tiempo. Yo no digo que haya que bajar otra vez hasta los 12-13 millones de empleados medios, pero posiblemente sí que volvamos a ver los 14,5 millones. No es descabellado rozar los 6 millones de parados en esta crisis. Ahora hay todavía muchas viviendas en fase de finalización. Precisamente esa etapa final en la construcción es la que más empleo da. No obstante, en cuanto se terminen, mucha gente se tendrá que ir al paro.

¿A qué nivel mínimo se situarán los tipos de interés en Europa?

Deberían bajar hasta el 0%. En estos momentos, el Banco Central Europeo debe ser contundente y llevar a cabo medidas heterodoxas. El BCE debe prestar dinero a las empresas a través del mercado de bonos, ya que así se podría impulsar el crédito y la inversión. Bajar los tipos hasta el 0% sería una forma de estimular la economía. En Estados Unidos así se está haciendo, y creo que el BCE debería llevar a cabo una política similar en este sentido.

¿Y el Euribor?

El Euribor seguirá bajando en la medida en que el BCE siga recortando tipos. Eso ayudaría a las familias a pagar sus créditos, ya que se rebajarían.

¿Cómo resumiría la situación de la banca española en estos momentos?

Los bancos españoles tienen un problema importante por la concesión desorbitada de créditos que realizaron en el pasado. En general, bancos y cajas están sometidos a una gran presión, ya que se está deteriorando la calidad de sus activos inmobiliarios por la crisis. En España, el principal problema para el sector financiero es su excesiva exposición al sector de la promoción inmobiliaria. El 60% de los activos de la banca están comprometidos por hipotecas y créditos.

¿Qué opina de la medida de reducir la deducción por vivienda que propone el Gobierno?

La medida llega tarde, y no tiene ningún sentido. Sí lo hubiera tenido hace unos 10 años o más, para evitar la burbuja inmobiliaria. Ahora ya no.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones