Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Vacaciones tranquilas con productos de ahorro e inversión

Antes de salir de vacaciones conviene dejar los ahorros a buen recaudo, en productos seguros y con garantías suficientes

Las vacaciones son un periodo para disfrutar de la familia y los amigos y aparcar durante unas semanas los problemas que se generan durante el año. Pero también lo son para que las inversiones realizadas no den un susto, por otra parte habitual en estos tiempos, cuando es más propicio perder dinero al no seguir con regularidad la evolución de los productos bancarios que conforman la cartera de inversión. Por ello, como se precisa en este reportaje, será necesario dejar los ahorros a buen recaudo antes de salir de vacaciones en productos seguros y con garantías suficientes como para que, al regreso, no haya sorpresas negativas.

¿A dónde deben dirigirse los ahorros en verano?

Al ser agosto un mes tan especial en lo que se refiere a la inversión, con poco volumen de contratación en los parqués bursátiles, habrá que cuidar con meticulosidad la composición de la cartera de ahorro en este periodo, que requerirá de productos diferentes a los de otras épocas del año. Conviene elaborar una cartera de inversión defensiva para los ahorros, con los que se pueda obtener una mínima rentabilidad al regreso de las vacaciones. Fundamentalmente, se basarán en las siguientes propuestas:

  • Renta fija:

    A pesar de la baja rentabilidad que ofrece, una opción para los usuarios bancarios pasa por contratar una imposición a plazo (entre uno y tres meses) para dar estabilidad a los ahorros y, de paso, encontrarse después del descanso veraniego con una rentabilidad en torno al 1% en la cuenta corriente.

  • Fondos de inversión:

    La mejor alternativa si se quiere estar tranquilo es optar por los fondos monetarios, aunque no generarán mucha rentabilidad. Otra propuesta consiste en decantarse por un fondo de renta fija estable (nunca emergentes), que no muestre mucha volatilidad en su evolución y que permita cobijar los ahorros durante estos días sin muchos quebraderos de cabeza. Y también para los inversores más dispuestos a algún riesgo la solución puede estar en un fondo mixto flexible que pueda adaptarse a todas las circunstancias y cuya composición de renta variable sea mínima.

  • Renta variable:

    Hay que huir de los productos más sofisticados, y a la vez arriesgados, como son warrants, futuros, ventas a crédito, etc., y realizar una compra de acciones. Dentro de ellas, hay que elegir las de carácter defensivo, entre las cuales destacan las de los sectores de alimentación, autopistas y utilities en general, que son las que generan menos riesgos en situaciones de caídas generalizadas, contando la mayoría de ellas con importantes dividendos. Y, de ser posible, diversificándolas a través de una cartera de valores conservadora, nunca a través de una sola apuesta bursátil, como fórmula para eliminar mayores riesgos al patrimonio durante el descanso vacacional.

Aplicaciones en el móvil para controlar las inversiones

Quien se resista a la idea de no seguir de cerca la evolución de sus ahorros, tiene una solución para llevarlo a cabo a través de una sencilla aplicación que podrá descargar en su móvil. Así, podrá operar con todo tipo de productos bancarios, desde vender sus acciones a mandar una transferencia, y en la que se incluye también un seguimiento en tiempo real de los mercados de renta variable.

Es un servicio del que disponen la mayoría de bancos y cajas de ahorro de España y, que no tiene ningún coste económico para los clientes, que tan solo deberán aportar una clave de acceso al servicio que le será proporcionada antes por su entidad.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones