Grúas y aseguradoras llegan a un acuerdo que pone fin a la huelga, excepto en el País Vasco

Hasta que no se realice un estudio de los costes de la actividad, los usuarios deberán pagar las facturas por los servicios de grúa
Por mediatrader 28 de agosto de 2004

La huelga convocada por distintas asociaciones empresariales de auxilio en carretera en varias comunidades autónomas fue desconvocada esta madrugada tras el acuerdo entre estas empresas y la patronal asegurado Unespa, según informaron fuentes de ambas partes. El acuerdo, al que no han conseguido llegar en el País Vasco, se adoptó tras una reunión entre los gruístas y las aseguradoras, en la que se analizó la contraoferta de aquellos y que se prolongó por espacio de casi seis horas. La retirada de los vehículos se iniciará «inmediatamente» y se llevará a cabo «con la mayor celeridad posible», indicaron los gruístas.

Las razones para el optimismo radicaban en la semejanza existente entre la propuesta de las aseguradoras y la de los gruístas. El documento entregado por las empresas de asistencia estaba basado en la propuesta de Unespa, aunque incluía modificaciones en dos puntos. «Es razonable, y acepta en un 90% la solución que nos plantearon», afirmó Rafael Merino, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Asistencia en Carretera (ANEAC). La oferta de las aseguradoras incluía, como condición previa, el cese inmediato del paro en todas las comunidades autónomas y que la negociación tarifaria no se produzca entre organizaciones sectoriales.

Costes de la actividad

ANEAC propuso un estudio independiente que analice los costes de la actividad y que tenga carácter vinculante, de manera que las tarifas sugeridas sean aceptadas por las dos partes. Esta propuesta habría sido acordada anoche por ambas partes, según aseguraron fuentes de ANEAC antes de que finalizara la reunión. Mientras se realiza ese informe, que se elaboraría en cuatro semanas, los contratos de las aseguradoras con las empresas de grúas no se aplicarían. Los usuarios pagarían las facturas por los servicios de grúa, importe que les sería reembolsado por las aseguradoras.

Por otra parte, las empresas de grúas quieren que las aseguradoras no tomen represalias, ni rescindan los contratos de las compañías que han participado en la huelga, algo que, según fuentes de ANEAC, Unespa también habría aceptado esta madrugada.

Leyes de competencia

En cualquier caso, la patronal del seguro ha insistido en que una concertación de tarifas sería una práctica ilegal que iría contra las leyes de competencia. Este extremo les fue confirmado a las empresas de remolque por el secretario de Estado de Economía y los directores generales de Seguros y de Competencia, en la reunión que mantuvieron el pasado jueves. «Se les dijo que podrían llegar a un acuerdo, pero que el Tribunal de Defensa de la Competencia actuaría, con lo que sería peor, porque quedaría invalidado y además acarrearía una sanción», revelaron fuentes del Ministerio de Economía.

El texto presentado propone además crear dos niveles de negociación, el empresarial, para el estudio bilateral de las tarifas, y el sectorial, con la creación de una mesa con representación de ambas patronales que sirviese para analizar la situación general del negocio.

Además, las partes acordarían designar a un tercero independiente para que realice el estudio que sirva como base de sus relaciones, y que podría analizar las tarifas que serían necesarias en cada territorio para que los gruístas cubran sus costes.