Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La denuncia de los consumidores obliga a Danone a cambiar el etiquetado de Font Vella

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria corrobora que las etiquetas inducían a error sobre el origen del agua

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 30 agosto de 2004
Después de que la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) y la asociación murciana de consumidores (Consumur) demandaran a Danone por publicidad engañosa en el etiquetado del agua mineral Font Vella, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) les ha dado la razón, por lo que la empresa tendrá que cambiar las etiquetas.

Las asociaciones de consumidores criticaban que las etiquetas del agua mineral inducían a errores sobre el origen y las características del producto, más concretamente denunciaron a la compañía porque vendía en determinadas zonas de España un agua mineral con idéntica denominación cuando en realidad procede del manantial de Sigüenza y no del que da nombre a la marca que está situado en Sant Hilari Sacalm, en Girona.

Por un lado, la ley establece que en el caso de que la marca de agua no coincida con el nombre del manantial, éste debe destacar más que aquélla y las inscripciones de los envases y, por otro, la AESA añadió que en el caso de que la marca coincida con un nombre geográfico como un manantial, una aldea o una localidad, dicho nombre no puede ser distinto al del origen del agua.

Además, según FACUA y Consumur, las características del agua del manantial de Sigüenza son completamente diferentes a las del de Font Vella, ya que aquél tiene un 133% más de bicarbonatos, un 166% más de sulfatos, un 45% más de cloruros, un 148% más de calcio, un 264% más de magnesio y un 61% menos de sodio.

Ambas organizaciones también exigieron que Danone especificara a cuál de sus dos aguas de refiere cuando habla de "agua ligera" sugiriendo falsas propiedades adelgazantes.

Según ha explicado AESA, el cambio deberá producirse a partir del próximo 1 de enero de 2005, aunque podrán mantener en el mercado las aguas comercializadas antes de esta fecha "siempre que se ajusten a las exigencias mínimas que establece el mencionado real decreto".

Etiquetas:

agua cambio etiqueta

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones