Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La nueva Ley Tributaria recoge sanciones por resistencia u obstrucción a Hacienda

En el primer requerimiento la sanción será de 150 euros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 5 marzo de 2003
El anteproyecto de Ley General Tributaria, que ayer presentaron a los medios de comunicación el secretario de Estado de Hacienda, Estanislao Rodríguez-Ponga, y el director general de Tributos, Miguel Ángel Sánchez, incluye una nueva sanción por "resistencia, obstrucción, excusa o negativa a las actuaciones de la Administración Tributaria".

Esta sanción será con carácter general de 150 euros. No obstante, cuando la resistencia consista en desatender en el plazo concedido requerimientos de la Administración, la sanción consistirá en una multa de 150 euros cuando se incumple el requerimiento por primera vez; de 350 euros si se ha incumplido por segunda vez y de 600 si se trata ya de la tercera ocasión.

Esta sanción es especialmente dura en los casos en que la obstrucción consista en no aportar documentos, libros, ficheros, facturas, programas informáticos, etc. o consista en un incumplimiento por personas que tienen obligación de aportar datos con trascendencia tributaria, la sanción se eleva a 300 euros en el primer requerimiento y a 1.500 en el segundo.

En caso del tercer requerimiento, la multa se elevará al 3% de la facturación de la empresa, con un mínimo de 10.000 euros, con carácter general; y hasta el 5% de la facturación, con un mínimo de 15.000 euros, si la obstrucción se refiere a las obligaciones generales de información que establece la norma, y que afecta tanto a entidades bancarias como a empresas retenedoras.

La norma es especialmente exigente con las empresas, a las que considera responsables subsidiarias de las obligaciones tributarias que no cumplan los contratistas o subcontratistas. La norma prevé, sin embargo, una válvula de escape. Si contratistas y subcontratistas presentan a la empresa un certificado de Hacienda que especifique que está al corriente de las obligaciones tributarias, ésta quedará eximida de posibles responsabilidades.

Otra de las novedades es la regulación del abuso de ley, que permitirá a Hacienda sancionar cuando los contribuyentes usen determinadas normas no con fines económicos, sino con el único objetivo de pagar menos al Fisco.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones