Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las Administraciones públicas reducen su déficit al 9,24% del PIB

Se ha logrado limitar el saldo negativo en una cifra cercana a los 20.000 millones de euros con respecto al ejercicio 2009

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 2 marzo de 2011
Las Administraciones públicas cerraron el ejercicio presupuestario de 2010 con un déficit del 9,24% del PIB, una décima mejor de lo estimado en las previsiones oficiales del Ejecutivo, según el avance de los datos de ejecución presupuestaria presentado por la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado. El desequilibrio de las cuentas públicas durante el año pasado fue de 98.227 millones de euros, frente a los 117.306 millones, equivalentes al 11,13% del PIB, con los cuales se cerró el ejercicio de 2009. Esto significa que la administración pública española "ha logrado reducir su déficit en una cifra cercana a los 20.000 millones de euros", con lo que se cumple el objetivo marcado en 2010 y hace posible afrontar el 2011 con la seguridad de que se reducirá el déficit al 6%, tal y como marca el plan de consolidación fiscal presentado a Bruselas, aseguró Salgado.

Por niveles administrativos, la Administración General del Estado (AGE) registró al cierre del año pasado un déficit de 50.686 millones de euros en términos de contabilidad nacional, como resultado de unos ingresos no financieros de 141.995 millones de euros y unos gastos no financieros que ascendieron a 192.681 millones. Esta cifra, en términos relativos, equivale al 4,77% del PIB. En 2009, el déficit de las cuentas estatales fue prácticamente el doble: 99.198 millones de euros, lo que suponía un 9,41% del PIB.

Los resultados de la Administración central son consecuencia del incremento en un 34,2% de los ingresos no financieros del Estado

El mejor comportamiento de las cuentas de la Administración central del Estado en relación a lo previsto durante 2010 es consecuencia del incremento en un 34,2% de los ingresos no financieros del Estado en comparación con el año 2009, fruto, principalmente, de la mayor recaudación por IVA y de las medidas normativas puestas en marcha por el Gobierno durante el pasado ejercicio, que tuvieron un efecto neto sobre la recaudación de 6.140 millones de euros. En segundo lugar, por la contención del gasto público, que se concretó en una contracción del 6% en términos de contabilidad nacional, con reducciones en prácticamente todas las partidas salvo la de gastos financieros.

Las administraciones de Seguridad Social cerraron el ejercicio de 2010 con un déficit de 2.588 millones de euros, lo que representa un 0,24% del PIB. Este balance se explica, sobre todo, por la aportación negativa del Servicio Público de Empleo Estatal (-0,29%) y, en menor medida, del Fondo de Garantía Salarial (-0,06%), ya que el Sistema de Seguridad Social tuvo un superávit de 1.181 millones, un 0,11% del PIB.

Administraciones territoriales

En cuanto a las administraciones territoriales, las comunidades autónomas arrojaron un déficit conjunto a efectos del objetivo de estabilidad de 30.097 millones de euros, lo que representa un 2,83% del PIB, algo por encima del 2,4% establecido como límite por el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Si se tiene en consideración el efecto de la liquidación negativa del sistema de financiación autonómica en el ejercicio de 2008, este desequilibrio sería del 3,39% del PIB, también por encima del 3,1% fijado como objetivo en la senda de consolidación fiscal.

Las comunidades autónomas arrojaron un déficit conjunto de 30.097 millones de euros, lo que representa un 2,83% del PIB

Ocho comunidades cumplieron el objetivo con Madrid a la cabeza, seguida de Extremadura, Castilla y León, País Vasco, Cantabria, Galicia, Canarias y Asturias. Andalucía, por su parte, sólo se desvió ligeramente "por lo que no tendrá problemas para corregir sus desequilibrios", mientras que otras necesitarán actuaciones más "decididas", entras las que se encuentran Aragón, Navarra, La Rioja y Comunidad Valenciana. En el extremo contrario se situaron Cataluña, Baleares, Murcia y Castilla-La Mancha, que cerraron el ejercicio con desviaciones "considerables" y necesitarán adoptar "con firmeza" medidas que reduzcan sus desequilibrios, señaló Salgado.

Las corporaciones locales también cerraron el ejercicio presupuestario 2010 con un balance ligeramente peor al previsto. Presentaron una desviación negativa equivalente al 0,64% del PIB, cuando la previsión recogida en la senda de consolidación fiscal era de un déficit del 0,6%.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones