Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las asociaciones de consumidores recuerdan los derechos de los usuarios ante el inicio de las rebajas

La ropa y el calzado son las principales adquisiciones durante este periodo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 22 junio de 2003
El inicio del verano marca el comienzo de una nueva temporada de rebajas. Este fin de semana han comenzado en Madrid y Castilla-La Mancha, mientras que el resto de comunidades esperan al mes de julio. Como siempre, las asociaciones de consumidores se han apresurado a lanzar sus advertencias y recordar a los ciudadanos sus derechos como usuarios.

Actualmente son las comunidades autónomas las que diseñan sus calendarios de rebajas dentro de un marco normativo, que precisa que el periodo de rebajas de verano tiene un máximo de dos meses y un mínimo de una semana, fijando el abanico de fechas cada comunidad y las semanas o meses de esta venta a elección de cada comerciante. En la mayoría de las autonomías, el plazo de rebajas se centra en los meses de julio.

Este año, debido al caluroso mes de junio, muchos consumidores pueden no haber esperado a las rebajas para adquirir prendas típicamente veraniegas, a diferencia de lo sucedido en las rebajas del último invierno, en las que la tardanza del frío llevó a muchos a esperar hasta enero para adquirir ropa de abrigo más barata.

Desde la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU), advierten de que en los últimos tiempos se ha observado que antes de la llegada de las rebajas abundan en los comercios las promociones y otras alternativas de ventas con precios reducidos.

Según CEACCU, ropa y calzado son las principales adquisiciones de rebajas (entre un 60 y un 70%), seguido de los complementos (15%), y de muebles y electrodomésticos (12%).

Esta asociación recuerda las diferencias entre promoción, ofertas a precios inferiores para dar a conocer un producto sin merma de calidad; saldo, producto con un menor valor en el mercado por deterioro o desperfecto; liquidación, venta con carácter excepcional por cese, por ejemplo, de negocio; y rebaja, venta en determinadas épocas del año con reducción del precio pero no de la calidad.

Otros aspectos que no deben olvidar los consumidores durante las rebajas son que el precio antiguo y el nuevo rebajado tienen que aparecer juntos en el producto, que la rebaja de precio no merma la calidad, que los artículos deben tener un etiquetado correcto, que los productos rebajados deben estar claramente diferenciados de los que no lo están y que las rebajas no son saldos.

La Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU), por su parte, dice que en la época de rebajas las familias deben tener en cuenta sus niveles generales de endeudamiento, por lo que pone el acento en la moderación, si bien esta organización reconoce que es un buen momento para adquirir cosas realmente necesarias.

La CECU recuerda que en las rebajas, el derecho a devolución debe tener la misma condición que con productos normales. En este sentido, ésta y otras asociaciones de consumidores insisten en la importancia de exigir el ticket de compra para poder efectuar reclamaciones o devolver el producto.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones