Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Las nuevas normas contables podrían ser perjudiciales para los bancos, según el Banco de España

El organismo supervisor vigilará muy de cerca el proceso de adaptación, que deberá producirse para 2005

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 28 junio de 2003
El subgobernador del Banco de España, Gonzalo Gil, reconoció ayer que algunas normas de la contabilidad internacional, que las entidades cotizadas tendrán que tener adaptadas en 2005, podrían ser "catastróficas" para los bancos, por lo que el banco supervisor va a estar "muy implicado" en las nuevas normas, y es previsible que tenga que emitir circulares para evitar situaciones complicadas.

De momento el Banco de España ha constituido un grupo de trabajo con representantes de las entidades financieras y especialistas para buscar el camino más adecuado de adaptación.

Gil, que clausuró el seminario sobre "el buen gobierno de las empresas" en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, dijo que la nueva normativa contable obligará a cambiar el código de comercio y de las sociedades anónimas, en tanto que la supervisión del Banco de España "no va a ser como antes".

Entre los cambios más significativos, los bancos verán variar el valor de sus balances, porque tendrán que adaptarse a los precios de mercado. El problema es que hay partes del balance (depósitos, préstamos) que no tienen valor de mercado, y si se incluyen provocarán una "valoración artificial o supuesta", además de altibajos en la valoración de la empresa.

Asimismo, afectarán a los fondos de comercio y a los sistemas de cálculo de algunas provisiones. En el caso de los fondos de comercio, se valorarán cada año y si su valor varía en función del valor de mercado, la entidad deberá "amortizarlo de golpe".

Por lo que respecta a las participaciones preferentes de las cajas de ahorros, el subgobernador afirmó que deberían cotizar en bolsa para no vulnerar el objetivo que se persigue: "que la mecánica del mercado funcione".

Además, Gonzalo Gil aseguró que las cajas ganarían en "transparencia" si las preferentes cotizaran en bolsa puesto que en estos momentos el 80% de estas participaciones están fuera del mercado al ser distribuidas entre la clientela de estas entidades.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones