Ocho de cada diez parados tienen difícil encontrar un empleo

Cataluña, Extremadura, Murcia y La Rioja, entre las comunidades más afectadas
Por mediatrader 4 de abril de 2008

El índice de ocupabilidad recoge que el 82% de los 2.300.975 desempleados de las listas del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), antiguo Inem, tienen dificultad para encontrar un empleo. Sólo dos de cada diez cuentan con «alta» posibilidad de volver al mercado laboral.

Este índice se basa en cuatro elementos: duración del paro, ámbito de búsqueda, actividades solicitadas y cobro de prestaciones. Los responsables del Ministerio de Trabajo mantienen que se trata de un indicador que evita «distorsiones», «facilita la labor del SPEE» y «en ningún caso altera las cifras de parados ni su clasificación».

El drama laboral invade comunidades como Cataluña, Extremadura, Murcia y La Rioja, donde más de la mitad de los desempleados tiene escasas posibilidades de salir de su situación.

Por su parte, el plan de choque del Gobierno, prometido en febrero por Trabajo, se limita a un programa de formación ocupacional. Pretende sustituir la típica ficha cumplimentada por los parados por una serie de ayudas personalizadas, desarrolladas por 1.500 tutores u orientadores profesionales. La labor de estos funcionarios consistirá en conseguir la reinserción de sus «protegidos».

Según fuentes gubernamentales, el contenido del plan está destinado a todos los desempleados, no exclusivamente a parados procedentes de la construcción y de su entorno como se había dicho en un principio.