Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Packs economizadores de agua para cocina y baño

Instalar reductores de caudal puede suponer un ahorro de hasta un 50% en la factura

Reducir el consumo de agua doméstica es posible, siempre que se apliquen las últimas tecnologías de reciclado y de reducción del caudal para duchas y grifos. Abrir el grifo del fregadero para obtener agua, por ejemplo, supone alrededor del 14% del consumo de agua en una casa. Para conseguir que la próxima factura sea menos abultada, una buena idea es adquirir sistemas de ahorro, como los economizadores de agua, que pueden aligerarla entre un 40% y 50%.

Los dispositivos, que se colocan en cocinas y baños, son de fácil instalación. Los reductores de caudal se acoplan a las griferías domésticas y reducen el flujo sin bajar la presión. Se presentan en diferentes modalidades; los reductores de caudal fijo, por ejemplo, mediante una junta de goma disminuyen la sección y aumentan la presión. Otros mezclan el agua con aire reduciendo su flujo: la boquilla con el difusor consigue un aumento de la velocidad de circulación de agua y una depresión que facilita la entrada de aire por aspiración. También los hay más sofisticados, con una válvula de retención en su interior que salta cuando el caudal de agua es superior a un valor determinado de un litro por minuto. Lo más recomendable es colocar un pack economizador para todos los grifos y salidas de agua de los baños y la cocina de la casa, que puede costar entre 10 y 20 euros, en función del modelo. Para un hogar medio, bastaría con un kit de ahorro que incluyese tres difusores M24, un difusor H22 y llave.

Los principales economizadores

Los perlizadores, aireadores, oxigenadores o atomizadores son aparatos que se enroscan directamente en cada grifo y generan una sensación de aumento de la presión del agua. Pueden propiciar un ahorro de entre el 40% y el 60% de agua:

  • Perlizadores: mezclan aire con agua, de forma que las gotas de agua salen en forma de "perlas", de ahí su denominación, por eso se tiene la impresión de estar recibiendo mayor volumen de agua. Su instalación es sencilla, ya que basta con eliminar el difusor del grifo o -en el caso de la ducha- situarlo entre el grifo y el flexo de la alcachofa. Estos dispositivos se instalan sobre todo en las duchas.
  • Atomizadores: realizan la función de difusores de agua y son los más sencillos de instalar. Algunos, como las "alcachofas" de los grifos, son muy conocidos.

Los dispositivos se acoplan a las griferías domésticas y reducen el flujo manteniendo la presión

Además, hay otros muchos dispositivos, entre los que destacan los siguientes:

  • Economizador de ducha: disminuye el caudal y aumenta la presión del agua. Las roscas de este aparato para ducha son estándar y sirven para todas las duchas convencionales. El economizador de ducha con control es un pasador que interrumpe el paso de agua cuando se mueve.
  • Interruptor de ducha: durante el proceso de enjabonado permite cortar el caudal pero mantiene la temperatura de uso. Es muy recomendable en griferías de doble mando.
  • Los economizadores de agua para lavaplatos: disponen de una palanca o control que interrumpe el paso de agua cuando el usuario la mueve. Basta con reemplazar el aireador del mezclador del lavaplatos original por este dispositivo.
  • Los cuentagotas: consiguen ahorrar hasta un 50% de agua.
  • Dispositivos antifugas: para los casos en los que el manguito de toma de agua sufre una rotura, evitan posibles derrames ya que la válvula interna corta el paso cuando se produce una depresión. Se instalan preferentemente en la toma de agua de lavadoras, lavavajillas, cafeteras a presión, etc.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto