Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Consejos para la cuesta de enero

Eliminar gastos innecesarios y adquirir hábitos más saludables en el consumo de suministros son los antídotos clave

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 12 enero de 2009

Los regalos, las salidas y las celebraciones de Navidad son gastos extra que llegan a desequilibrar la economía de muchos hogares. La resaca navideña pasa factura a los bolsillos, en lo que comúnmente se conoce como la cuesta de enero. La organización en las cuentas, la previsión de los gastos y la eliminación de aquellos que resultan innecesarios son tres de las fórmulas que se pueden seguir para que enero no se convierta en un gran eslalon al que hacer frente.

Año nuevo, precios nuevos

/imgs/2009/01/tienda-ropa.art.jpg

Es habitual saludar el año nuevo con un importante incremento en el apartado de cuentas que pagar. El culpable no es sólo el derroche navideño, ya que el inicio del año suele coincidir con la subida de precios en servicios básicos. Así, por ejemplo, en este recién estrenado año, la luz costará un 3,5% más cara para cerca de 25 millones de consumidores domésticos; el transporte ferroviario subirá hasta un 6,28%; los peajes de las autopistas, un 4,46%, y los servicios postales un 3,22%. Aunque también es cierto que, gracias al abaratamiento del petróleo, el butano experimentará un descenso del 1,88% y el gas natural será un 3,6% más barato.

En el recién estrenado año, la luz será un 3,5% más cara para cerca de 25 millones de consumidores domésticos

Todo ello debe ser tenido muy en cuenta ya que estas subidas tienen un claro efecto: el presupuesto mensual tiene que ser superior al de meses anteriores. Y es que el principal descalabro de toda economía familiar, bien sea enero o cualquier otro mes del año, es el de no saber ajustar los gastos a los ingresos. Para conseguirlo, no hay que olvidarse de intentar ahorrar, al menos, en torno a un 5% y un 10% del activo que entre en nuestras cuentas mensualmente.

En muchas ocasiones, ahorrar pasa por localizar gastos innecesarios -como la cuota de mantenimiento de una tarjeta de crédito que apenas se usa, la renovación del carné para un gimnasio al que no se va, etc.- y saber renunciar a ellos. Una tarea que a priori puede parecer imposible. No obstante, intentar que todos los miembros de la familia adopten nuevos hábitos en el consumo puede repercutir de forma muy positiva en las facturas. Apagar los electrodomésticos desde los propios aparatos y no dejarlos en “stand by” es un detalle que se debe poner en práctica, puesto que a la larga supone el ahorro de unos cuantos euros. Un aparato que no está apagado del todo sigue consumiendo energía; por ejemplo, el consumo de los microondas en “stand by” puede suponer casi 29 kWh al año, lo que traducido en dinero son unos tres euros. Si se echan cuentas y se suman los tres euros del microondas, más lo del televisor, el DVD, el equipo de música…, el gesto comienza a merecer la pena. Además, hay otros muchos hábitos cotidianos que pueden ayudar a sobrellevar la cuesta de enero. ¿Cuáles son?

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones