Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Tienes una idea? ¡Paténtala!

Para patentar un invento este debe ser una solución a un problema técnico, y la patente, que dura un máximo de 20 años, se debe explotar en los cuatro años siguientes a su registro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 30 septiembre de 2021
cómo patentar una idea Imagen: Gino Crescoli

Sentado en un sofá, cansado, quizás muchas veces tuviste la idea de inventar algo para encender la tele desde lejos. Pero no lo hiciste. Otros tuvieron la idea, la estudiaron, diseñaron… y patentaron. Después, el mando a distancia se hizo realidad y hoy en día viven de aquella invención. Y, probablemente, hayan contribuido a muchas más. ¿Cómo se patenta un invento? ¿Cuánto cuesta? ¿Podrá alguien copiar la idea? Ayudados por expertos de la Oficina Española de Patentes y Marcas, te contamos todo lo que debes saber si tienes en mente patentar un invento.

¿Se puede patentar cualquier idea?

“Patentar una idea es imposible”. No pueden concederse patentes sobre ideas, sino sobre inventos, como explican fuentes de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Aunque los inventores se refieran a ideas, en realidad “se están refiriendo a invenciones, que sí será posible patentarlas mediante patente o modelo de utilidad”, siempre que cumplan unos requisitos:

  • Se trate de invenciones nuevas.
  • Impliquen actividad inventiva.
  • Sean susceptibles de aplicación industrial.

Además, la invención tiene que ser “de carácter o naturaleza técnica”. Esto quiere decir que debe constituir la solución a un problema técnico. Por su parte, la patente puede aludirse a un procedimiento, un aparato, un producto o un perfeccionamiento o mejora de los mismos.

Sin embargo, según señalan los expertos, no podrán patentarse las teorías científicas ni los métodos matemáticos, las obras literarias, artísticas o cualquier otra creación estética, así como las obras científicas, los procedimientos de clonación de seres humanos, los métodos de tratamiento quirúrgico o terapéutico o los métodos de diagnóstico aplicados al cuerpo humano o animal… Estas excepciones están reguladas en los artículos 4 y 5 de la Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes.

Cómo patentar un invento

Patentar invento
Imagen: OpenArt-Vectors

En España se solicitaron 1.358 patentes en 2019, según un informe de la OEPM. Si eres una de las personas que tiene una invención y quieres patentarla, el procedimiento puede resultarte un poco árido, ya que hay que hacer distintos trámites burocráticos. ¿Cuál es el proceso para registrar un invento? Los expertos de la OEPM explican los pasos para patentar una “idea”:

1. Estudio de viabilidad

Con carácter previo, antes de solicitar una patente en la Oficina Española de Patentes y Marcas, se recomienda que realices un estudio de la viabilidad de la patente. En él se tiene que analizar su patentabilidad y así descubrir los documentos del estado de la técnica anteriores que pudieran afectar a la novedad de tu invención (es decir, conocer, entre otras cosas, si existe algo igual o similar a tu invento).

2. Hacer una memoria

También debes redactar una memoria descriptiva de la invención junto con los dibujos de la misma. Para ello, desde la OEPM se aconseja contar con el asesoramiento de expertos profesionales en propiedad industrial; ellos podrán ayudarte en estos trámites.

3. Rellenar la solicitud

Una vez se tenga toda la documentación preparada, se procede, con la solicitud ante la OEPM, al pago de las tasas de solicitud y las del informe sobre el estado de la técnica (IET).

Dentro de los 10 días siguientes a su recepción, la OEPM comprobará si la petición de patente cumple los requisitos para que se le otorgue una fecha de presentación (o fecha de prioridad) y, si es así, la admitirá a trámite.

4. Examen tras ser admitida a trámite

Cuando ya se ha admitido a trámite la solicitud, la OEPM realizará un examen de fondo para verificar:

  • si el objeto de la misma no está manifiestamente y en su totalidad excluido de la patentabilidad.
  • si se cumplen los requisitos relativos a la representación y a la reivindicación de prioridad en su caso, así como cualquier otro referido a la regularidad formal de la solicitud.

A continuación, la OEPM emitirá un informe del estado de la técnica y una opinión escrita, preliminar y no vinculante, relativos a la solicitud de patente.

5. Publicación de la solicitud

La solicitud se publicará en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (BOPI) a los 18 meses de la fecha de presentación. La invención aparecerá en las bases de datos accesibles a terceros en todo el mundo.

6. Examen de requisitos formales

Después, la OEPM realizará el examen sustantivo para comprobar requisitos formales, técnicos y de patentabilidad, si este hubiese sido pedido previamente por el solicitante en el momento del depósito de la solicitud o, en todo caso, antes de que transcurra el plazo de tres meses contados desde la publicación del informe sobre el estado de la técnica (IET).

Transcurrido el plazo sin que el solicitante presente su petición de examen, se entenderá que su solicitud de patente ha sido retirada.

7. Concesión de la patente

Si este examen no revela la falta de ningún requisito que lo impida, la OEPM concederá la patente pedida y se anunciará en el BOPI.

Durante los siguientes seis meses, cualquier persona podrá oponerse a la concesión de tu patente por los motivos establecidos en la Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes.

¿Cuánto cuesta patentar un invento?

Para una patente el coste en tasas asciende a unos 1.000 euros, aunque hay descuentos. Por ejemplo, si la solicitud se presenta por vía electrónica (rebaja del 15 % en la tasa de depósito).

A esta cantidad que se paga a la OEMP hay que añadir el gasto que debe asumir el solicitante en la preparación de la documentación para presentar la petición, si, por ejemplo, cuenta con la ayuda de un abogado de patentes.

Además, para mantener tus derechos sobre la invención, hay que hacer frente a unas tasas anuales de renovación (anualidades) que aumentan de forma progresiva: desde unos 18,66 euros para la tercera anualidad, hasta 494,90 euros para la vigésima. El importe de estas tasas se actualiza cada año a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado y figuran, siempre actualizadas, en la página web de la OEPM.

Para emprendedores hay una reducción de un 50 % de las tasas por presentación de la solicitud, petición del informe sobre el estado de la técnica (IET), examen sustantivo y de las tercera, cuarta y quinta anualidades. Además, en la OEPM existe un servicio gratuito de apoyo a la empresa (pyme@oepm.es y teléfonos 91 349 54 49 / 91 349 55 50).

Ventajas e inconvenientes de patentar una invención

👍 Ventajas

  • Protege un proyecto innovador mediante patente, aunque se tarde tiempo.
  • Asegura la viabilidad. Da la seguridad de que el proyecto es viable y novedoso.
  • Derechos en exclusiva. Se otorga al titular de la patente los derechos de exclusiva.

👎 Inconvenientes

  • Su coste. Registrar una invención en la OEPM no es tan económico como otras modalidades de propiedad industrial, por ejemplo las marcas, y las empresas suelen requerir de la ayuda de expertos externos para la documentación y redactar las formalidades de las solicitudes de patentes. Pero es más costoso no tenerlo registrado frente a plagios y uso indebido por parte de terceros. Es importante saber que más que un gasto es una inversión.
  • Tiempo limitado. La patente de una invención tiene un tiempo limitado a 20 años.
  • Plazo para explotar la idea. La explotación debe realizarse dentro del plazo de cuatro años desde la fecha de presentación de la solicitud de patente; si no se explota, puede caducar.
  • El invento se hace público. La información sobre la invención se publica en el BOPI y cualquiera tiene acceso y puede verla.

Etiquetas:

patente

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones