Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Medidas de seguridad contra hurtos

Las pérdidas por robos repercuten en los consumidores

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 13 octubre de 2005
Las empresas de distribución españolas perdieron por causa de los hurtos al menos 1.700 millones de euros en el año pasado, según el estudio "Prevención de la pérdida desconocida" que ha elaborado la Asociación de Fabricantes y Distribuidores. Este problema no atañe sólo a los establecimientos, sino también al consumidor, ya que a raíz de los robos cada habitante paga, según los datos del Barómetro Europeo del Hurto, 48,41 euros de más. Este pago extra se debe a que los establecimientos incrementan los precios para compensar las pérdidas por las sustracciones.

El estudio de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores aporta otro dato sorprendente: el 30% de los hurtos los cometen los propios empleados. El 50% los cometen los clientes y el resto se debe a errores de administración. El perfil típico del ladrón es un hombre de menos de 30 años, con un trabajo precario y una conducta reincidente que se inclina por la ropa, la música, los embutidos ibéricos y la perfumería. El cliente que roba lo hace por un valor medio de 30 euros, mientras que cuando es el empleado el que roba, la cifra asciende a los 60 euros.

Además de un perfil del ladrón también se puede definir la manera en que se suelen cometer los hurtos. Según la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC), en el 83% de los casos el hurtador pasa por caja y abona algún producto a la vez que esconde el producto robado en alguna prenda de ropa o en artículos del propio comercio, como el carro, la bolsa o la cesta.

Debido a esta situación, en los establecimientos se amplían las medidas de seguridad, lo que supone, según el Barómetro del Hurto, una inversión de 468 millones de euros. Una medida cada vez más habitual es incorporar mecanismos dentro del propio envase para impedir el robo. Sin embargo, los métodos antirrobo más utilizados siguen siendo los circuitos cerrados de televisión y la vigilancia electrónica de los artículos.

No obstante, no son todo datos negativos ya que de año en año este tipo de delitos va disminuyendo. El 2005 ha sido el tercer año consecutivo de descenso del índice medio europeo de pérdida desconocida como porcentaje de facturación. Además, en España este tipo de delincuencia es inferior a la media europea (26,4%). Nuestro país se encuentra en sexta posición por detrás de países como Reino Unido y Finlandia, siendo Noruega e Islandia los que más sufren este tipo de delito.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones