Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Luis Mari Saratxaga, director ejecutivo del Instituto Vasco del Conocimiento de la Formación Profesional

La ley más avanzada de Europa en Formación Profesional está en el País Vasco

Hasta la Comisión Europea se inspira en el modelo vasco de Formación Profesional (FP) para el desarrollo de los centros de excelencia europeo. Y es que la FP vasca es un referente en España y fuera de nuestras fronteras. En su desarrollo cuenta mucho el Instituto Vasco del Conocimiento de la FP (IVAC), un servicio de investigación y apoyo a la docencia adscrito a la Viceconsejería de FP del Departamento de Educación del Gobierno Vasco para “diseñar sus títulos, perfiles y referentes socio-profesionales; promover programas formativos adaptados y contextualizados a las necesidades presentes y futuras; y gestionar el procedimiento de evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas por las personas, a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación”. Su director ejecutivo, Luis Mari Saratxaga, no lo duda: “Hoy en día, el itinerario formativo más adecuado sería aquel que contempla la FP, ya que te aporta unas competencias técnicas específicas, además de las transversales, adquiridas tanto en el centro educativo como en centro de trabajo, lo que te permite conocer muy de cerca la realidad de la profesión elegida”.

¿La FP está preparada para la cuarta revolución industrial?

Vivimos en un contexto cada vez más complejo donde la capacidad de anticipación resulta un factor decisivo. Uno de los grandes retos que está abordando la FP vasca es detectar los nuevos perfiles profesionales que la cuarta revolución industrial demanda y aquellos que demandará en el futuro.

¿Cuáles son?

Para los próximos años se mantendrá la tendencia que hemos observado últimamente. Las ramas profesionales de fabricación mecánica, electricidad y electrónica, instalaciones y mantenimiento, informática y telecomunicaciones y administración y gestión tendrán el mayor porcentaje de demandas de empleo. Ciclos como programación de la producción en fabricación mecánica, automatización y robótica industrial, mecatrónica industrial, así como la informática en temas afines a la ciberseguridad y empleos relacionados con la industria 4.0, darán un altísimo índice de empleabilidad.

¿Qué solicitan las empresas?

Las empresas van a necesitar más y más técnicos o profesionales intermedios con otras habilidades o competencias transversales: cultura de valores, actitud proactiva, flexibilidad, capacidad de adaptación a los cambios, trabajo en equipos multidisciplinares, agilidad, capacidad de innovación, trabajo en red y con deslocalización geográfica, etc.

Y mucho de ello se aprende en FP. ¿Por qué estudiar un Grado Medio o uno Superior en FP?

“La FP da una empleabilidad mayor, más temprana y de más calidad que otras opciones de formación”Es una formación muy cercana a la realidad del tejido productivo, ya que da respuesta a sus necesidades de personal cualificado y especializado en los distintos sectores profesionales. Tiene una importante carga práctica; por tanto, son estudios muy motivadores. Se trabajan contenidos específicos en un entorno que refleja fielmente la realidad con la que se encontrará el estudiante en el mundo laboral. Todos los ciclos combinan la formación en los centros con la formación en las empresas a través de la FCT o bien a través del modelo de FP Dual que nos ayuda a mejorar la preparación y facilita la incorporación al mundo laboral. Y, además, los ciclos formativos de grado superior permiten el acceso a la universidad. Y algo trascendental de la FP es la empleabilidad. La inserción laboral de los titulados en FP está dando unos porcentajes muy altos, superior al 82 %; en muchos sectores es del 100%. Y otro dato: el 96,2% de los alumnos que han realizado FP dual han sido contratados por las empresas donde la han hecho. Hoy en día, el itinerario formativo más adecuado sería aquel que contempla la FP, ya que te aporta unas competencias técnicas específicas, además de las transversales, adquiridas tanto en el centro educativo como en centro de trabajo, lo que te permite conocer muy de cerca la realidad de la profesión elegida.

¿Qué ventajas tiene la FP con respecto a otras formaciones?

Especialmente para la gente joven, la FP da una empleabilidad mayor, más temprana y de más calidad que otras opciones de formación. Esta afirmación se basa en estudios realizados en Europa donde se constata que el paro juvenil es menor en países con una gran tradición en FP, como Alemania o Austria. Cuando hemos vivido los momentos más duros de la crisis, la empleabilidad del alumnado que cursaba FP no ha bajado del 55 %, siendo superior al 87 % en tiempos de crecimiento económico. Y otra ventaja es que el contacto del estudiante con la empresa les hace conocerse mutuamente. Las empresas no necesitan ver el currículum de ese alumno: han podido constatar cómo trabaja, qué sabe hacer, qué actitudes y valores tiene, simplificando los procesos de incorporación a la misma.

¿Estudiar FP tiene alguna desventaja?

Ninguna. La clara conexión que existe entre los centros de FP y las empresas de su entorno se traduce en un mayor conocimiento mutuo y una formación del alumnado más acorde a las necesidades reales del tejido productivo. Eso es muy bueno, y nadie lo tiene tan desarrollado como la FP.

La FP vasca es un referente en España y Europa. ¿En qué destaca?

Nuestro modelo combina formación integrada, innovación aplicada, emprendimiento e internacionalización. También estamos diseñando una FP inteligente, sostenible, integradora y solidaria, cuya estructura refuerza el trabajo coordinado y colaborativo con nuestro entorno productivo y social para dar una respuesta rápida a las necesidades reales de cada momento. La Ley Vasca de FP es un instrumento clave, ya que facilita las herramientas necesarias para afrontar con éxito los desafíos que plantea la industria 4.0 y la sociedad futura. La han catalogado como la ley más avanzada de Europa en formación profesional.

Cada vez más mujeres se decantan por la FP. ¿Cuáles son sus preferencias?

Actualmente tenemos entre nuestro alumnado un 34 % de presencia femenina: un 10% en el ámbito industrial y un 53 % en los ciclos del sector servicios. Una asignatura pendiente es conseguir animar a la mujer a matricularse en FP e incrementar su incorporación sobre todo en los ciclos industriales y tecnológicos. Y es una cuestión fundamental, sobre la cual están intentando incidir los centros de FP y las instituciones. Las mujeres aportan un valor añadido muy importante respecto al concepto del propio trabajo y los procesos productivos, por lo que hay que convencerles de que ahí tienen grandes posibilidades de desarrollo personal y profesional.


Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.

Etiquetas:

estudiar formación


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones