Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Trabajar de noche: más dinero, menos salud

Los trabajadores nocturnos pueden llegar a ganar un 30% de sobresueldo, pero sufren graves consecuencias sobre su salud y sus relaciones personales

Img gasolinera listado Imagen: Sel

Jueves, 00:00 horas, no hay conexión a Internet. Basta con descolgar el teléfono y llamar al servicio técnico para resolver el inconveniente. Viernes, 04:00h, problemas para dormir por un terrible dolor de cabeza; se acude a la farmacia de turno. Sábado, 06:00h, la última copa al camarero, la discoteca no cierra. Lunes, 07:30h, nada más salir de casa compramos el periódico de camino al trabajo. Atención al cliente, servicios médicos, restaurantes y pubs, transportes, tiendas de comestibles, gasolineras, vigilancia… funcionan las 24 horas del día. En los últimos 30 años ha aumentado progresivamente el mercado de trabajo nocturno, de acuerdo a las necesidades de la sociedad actual. Pero sostener este modelo económico implica el trabajo de muchas personas que, en numerosas ocasiones, sufren los trastornos motivados por este horario en su propia salud y su estabilidad familiar. Por lo que el sobresueldo no siempre compensa. Por esta razón exigen una ley con un marco legal propio, sin excepciones ni supuestos.

Principales reivindicaciones

/imgs/2007/11/gasolinera.listado.jpg

Hace tiempo que las ciudades no duermen de noche, sino que la actividad continúa hasta el amanecer en los más diversos ámbitos, principalmente en el sector servicios y de ocio. Ahora bien, ni los propios trabajadores nocturnos ni los empresarios que los contratan parecen tener claro qué es un trabajo nocturno. La respuesta se halla en el Estatuto de los Trabajadores que establece como tal el realizado entre las diez de la noche y las seis de la mañana” (art. 36), aquél en el que se inviertan no menos de tres horas de trabajo diario, o al menos una tercera parte de la jornada anual en este tipo de horario. En otro epígrafe el Estatuto indica que la jornada de trabajo nocturno “no podrá exceder de ocho horas diarias de promedio, en un período de referencia de quince días y es aplicable a todos los trabajadores, con independencia de la categoría desempeñada”.


El Estatuto de los Trabajadores establece que la jornada de trabajo nocturno no puede exceder de ocho horas diarias de promedio

No obstante, como señala Pedro Urcelay Losana, gerente y responsable jurídico de un despacho de abogados y psicólogos, el artículo 32 del Real Decreto 1561/1995, de 21 de septiembre, prevé la posibilidad de ampliar el límite máximo en los sectores de empleados de fincas urbanas, guardas y vigilantes no ferroviarios, trabajo en el campo, comercio y hostelería y transporte, y trabajo en el mar. También se puede ampliar este límite cuando sea necesario para prevenir y reparar siniestros u otros daños extraordinarios y urgentes. Exceptuando estos supuestos, la regla general para el trabajo nocturno es la prohibición total de horas extraordinarias, así como la prohibición taxativa (artículo 6 del Estatuto de los Trabajadores) de que menores de edad trabajen en este horario laboral.

Las causas que han promovido el auge de los trabajos nocturnos son de diversa naturaleza:


  • Técnica:

    Exigencia de continuidad de un proceso determinado.


  • Económica:

    Rentabilizar al máximo la inversión efectuada.


  • Social:

    Reclamación de manera creciente de la continuidad de la prestación de determinados servicios durante las 24 horas del día.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Plus de nocturnidad »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones