Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Trabajos navideños: menos puestos y más candidatos

Además de estudiantes o personas que buscan su primer empleo, ahora también optan a ellos padres de familia o desempleados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 10 diciembre de 2009

Las fechas navideñas son cada año un momento propicio para la entrada de muchos jóvenes en el mercado laboral. Las empresas necesitan reforzar sus plantillas ante el incremento de la producción o para cubrir vacantes por vacaciones. Sin embargo, en los dos últimos años algo ha cambiado. Hay un mayor número de solicitantes con perfiles muy distintos a los de temporadas pasadas. Por un lado, las personas que han perdido su trabajo y están en paro. Por otro, padres de familia con trabajo que necesitan un sobresueldo para afrontar los gastos del hogar. Los trabajos más solicitados por las empresas para la campaña navideña son los de dependiente y vendedor. Son empleos que, en general, no requieren una gran cualificación ni experiencia previa. No obstante, en algunos casos y para determinadas labores, se necesitan profesionales especializados, como escaparatistas o cantantes.

Condiciones de trabajo

Si hasta ahora el perfil de los empleados temporales de Navidad se correspondía con el de una persona joven -sobre todo estudiantes- que quería conseguir un dinero extra durante las vacaciones, la crisis ha cambiado los esquemas. No obstante, a cualquier edad, lo principal es saber ajustarse a los objetivos que buscan los empleadores. Los factores que más se tienen en cuenta al formalizar un contrato son: disponibilidad horaria, gran capacidad de aprendizaje y muchas ganas de trabajar.

Los empleadores tienen en cuenta la disponibilidad horaria

El tipo de contrato es temporal y la hora se paga de acuerdo al convenio establecido por cada empresa. Se puede trabajar media jornada o completa. Como el proceso de selección y los planes de formación necesarios para estos puestos de trabajo requieren un tiempo, es conveniente que todas las personas interesadas no esperen a las fechas navideñas y acudan con suficiente antelación.

Los puestos más demandados

Predominan cinco sectores básicos para el mercado laboral: industria de la alimentación y bebidas, comercio y gran distribución, logística y transporte, hostelería y restauración, y ocio y empresas de turismo.

Esta diversidad de sectores da lugar a un gran abanico de oportunidades laborales. ¿Cuáles serán los puestos más demandados esta Navidad?

  • Comercial multimarca. Aunque este momento es cíclico para el empleo, porque los puestos solicitados se repiten cada temporada, las empresas han reducido sus necesidades de personal y buscan el puesto de comercial multimarca, en el que una única persona realice las promociones de varias marcas a la vez.

  • Azafatas. El fuerte impulso de las empresas al área comercial también se pone de manifiesto en el aumento de peticiones de azafatas. Este perfil requiere formación básica en el puesto y se demanda para celebraciones navideñas, como cenas, presentaciones de compañías o de resultados anuales de las empresas. Es fundamental contar con una presencia adecuada pero, sobre todo, tener habilidades demostradas para el trato con el público.

  • Dependientes. Este puesto es uno de los más solicitados y, aunque no es sólo navideño, el incremento de las compras hace que el empleo como dependiente sea el más demandado por las empresas.

  • "Extra" en Nochevieja. El sueldo depende del convenio que mantenga la empresa final, pero hay puestos mejor valorados que otros. Éste es el caso de las personas que trabajen en hostelería como apoyo extra en Nochevieja, un empleo con el que se puede llegar a cobrar 20 euros por hora.

  • Mozo de carga y descarga. La campaña navideña arranca en noviembre y dura hasta enero. En este periodo, la duración de los contratos puede ser de tan sólo unas horas o de varios meses. El puesto que se emplea durante el periodo más corto es el de mozo para carga y descarga, solicitado por las empresas de forma puntual y por horas.

  • Monitor de esquí. Uno de los puestos con una duración más larga es el de monitor de esquí, que enlaza la campaña de Navidad con la temporada de este deporte. El contrato para este trabajo puede llegar a durar cuatro o cinco meses, pero requiere mayor preparación.

  • Administrativos. Es uno de los trabajos con duración superior a la media. Se contratan empleados para hacer frente al aumento de tareas que tienen que acometer las compañías con el cierre del año y duran entre dos y tres meses. También en esta línea destacan los empleos de mozos y peones para el sector de la alimentación, con unos dos meses de duración.

  • Rey Mago o Papá Noel. Aunque es uno de los puestos más tradicionales, no es de los más solicitados en volumen.

  • Animador de fiestas. Ya sea para fiestas de empresas o centros infantiles, los animadores son uno de los perfiles más demandados. Es uno de los puestos mejor valorados por los candidatos, que deben ser personas extrovertidas, con entusiasmo, capacidad de comunicación y don de gentes.

  • Promotor de marca de lujo. Las próximas semanas son el momento que muchas compañías aprovechan para dar a conocer sus productos, como las perfumerías o las empresas punteras de tecnología.

  • Puesto en el sector de banca. Los candidatos pueden encontrar en el empleo navideño una experiencia que les sirva para el futuro. Éste es el caso de puestos en banca, donde la práctica adquirida, aunque sea breve, puede ser útil de cara a un futuro en el sector.

  • Empaquetador de cestas de Navidad. Las empresas de distribución hacen de la Navidad su especial "agosto". El empleo por excelencia es el de manipulador de cestas de Navidad. La perfección en el acabado de las cestas es la principal dificultad. Se necesitan profesionales con capacidad de organización, habilidad manual y gestión del estrés.

  • Repartidores de regalos. Las empresas de mensajería y reparto tienen un exceso de trabajo que se cubre con la contratación de nuevo personal. El trabajador ha de tener la formación básica para el puesto y carné de conducir.

  • Atención telefónica. En Navidad hay un aumento considerable de las llamadas telefónicas: para felicitaciones, informar sobre promociones y diferentes ofertas, etc. De ahí la necesidad de incrementar el personal que se dedica a esta tarea en los "call center". El contrato que se firma es por acumulación de tareas.

  • Manipuladores. Para este perfil, se buscan personas con formación básica en el puesto y experiencia previa en el mismo. Esta posición se demanda para cubrir puntas de trabajo en el sector industrial. La duración del contrato -por acumulación de tareas- oscila desde el mes de noviembre hasta mediados de diciembre.

HABILIDADES PARA TRABAJAR EN NAVIDAD

La campaña navideña es un momento idóneo para adquirir o desarrollar determinadas competencias: orientación al público, capacidad de comunicación, organización, planificación e, incluso, gestión del estrés. Las personas que desarrollen un trabajo temporal durante estas fiestas deben tener en cuenta una serie de habilidades especiales:

  • Solicitar órdenes concretas a los jefes. Al ser trabajos que se realizan bajo presión y en un tiempo limitado, es posible que los superiores exijan realizar una gran cantidad de tareas en un lapso de tiempo muy exiguo. En este caso, es un error callarse e intentar realizarlas. Es más sensato pedirle concreción y que exponga con claridad cuáles son las tareas más urgentes y el orden en que desea que se ejecuten. Así se evitan problemas futuros.
  • Alegría en el trabajo. Desempeñar un trabajo con buen ánimo es siempre recomendable, pero mucho más si se realiza durante las fechas navideñas. Esta época del año tiene un fuerte componente emocional para muchas personas. La empatía y la amabilidad en el trato con los clientes es un requisito fundamental.
  • Pensar en el largo plazo. Es posible que la empresa que contrata lo haga tan sólo para cubrir el mes o mes y medio que dura la campaña navideña. No obstante, aunque sea poco tiempo, se debe aprovechar y pensar en el largo plazo, no como si fuera sólo un trabajo temporal. Si se hace un buen trabajo y se deja una buena sensación en la empresa, es posible que se acuerden del mejor candidato cuando se deba contratar a alguien en los meses siguientes o bien que el empresario o el jefe de quien se dependa lo recomiende a otra empresa con la que tenga relación.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones