Auxiliar de conversación en el extranjero

La creciente demanda del idioma español en el extranjero multiplica la oferta de plazas de auxiliares de conversación para candidatos de nuestro país
Por Marta Vázquez-Reina 18 de julio de 2008
Img auxiliares listado
Imagen: tim & annette

Licenciados o estudiantes de último curso de Filología y Traducción e Interpretación o Maestros con especialidad en Lengua Extranjera son algunos de los candidatos a obtener una de las más de 900 plazas de auxiliar de conversación en el extranjero que cada año se convocan en nuestro país. Los que obtengan una de estas plazas pueden disfrutar, durante un curso escolar completo, de una experiencia laboral como ayudantes en la enseñanza de la lengua española en alguno de los diez países que ofrecen vacantes para estos puestos; a cambio, recibirán una asignación mensual para cubrir sus gastos de alojamiento y manutención en el país de destino.

La figura del auxiliar

La demanda de aprendizaje del español en los países extranjeros es cada vez más creciente, se ha convertido en la segunda lengua más estudiada del planeta, después del inglés; asimismo, esta demanda se hace presente en los centros educativos, ocupando en muchos casos el lugar más destacado entre la oferta de idiomas a los estudiantes. No hay más que observar los datos expuestos en el último informe del Ministerio de Educación “El Mundo estudia Español”, que recoge la situación que ocupa la lengua española en los currículos educativos de 29 países. Según este informe, en los países de la Unión Europea el número de estudiantes de español se multiplica en todos los niveles educativos; en Alemania, por ejemplo, en los últimos cuatro años la cifra de alumnos que estudian español se ha incrementado en un 33% y en Francia son ya más de 2,2 millones de estudiantes los que eligen el español como parte de sus enseñanzas. También en los países de habla inglesa el español ocupa un lugar preferente sobre otros idiomas; en el Reino Unido, en los últimos cursos, está sustituyendo claramente al alemán como lengua más demandada y en Estados Unidos se ofrece como asignatura optativa en el 90% de los centros educativos.

Los auxiliares fomentan el interés por la lengua y cultura españolas en los países de destino

Este creciente interés por nuestra lengua se traduce lógicamente en un incremento de la demanda de profesionales para impartir clases de español en el extranjero, entre estos, los denominados auxiliares de conversación. Esta figura educativa, que surge a través de los Convenios Bilaterales de Cooperación Cultural, Científica y Técnica suscritos entre España y diversos estados, permite, por una parte, que los centros educativos españoles puedan contar en sus aulas con ayudantes de prácticas originarios de otros países que colaboran en las tareas de la enseñanza oral de una lengua extranjera y, por otra, que titulados y estudiantes de último curso españoles puedan realizar en el extranjero esta misma función, fomentando de este modo el aprendizaje y difusión de la lengua y cultura españolas a la vez que perfeccionan su conocimiento de idiomas en otro país.

En virtud de estos Convenios, el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte convoca cada año, normalmente en enero, un número determinado de plazas para auxiliares de conversación de lengua española en centros docentes extranjeros, alcanzando en la última convocatoria (curso 2008-2009) la cifra de 972 plazas, un 73% más que hace cinco años. Estas plazas se ofertan actualmente en centros docentes de diez países: Austria, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Irlanda y Alemania. El número de vacantes en cada uno de estos estados no es proporcional, de hecho, tan sólo Francia (435 plazas) y Reino Unido (350) abarcan el 80% de la oferta; en el resto de países, excepto en Alemania (100) y Estados Unidos (37), las vacantes se reducen a entre 15 y 3 plazas únicamente.

El auxiliar tiene una jornada de entre 12 y 18 horas semanales, durante las que apoyan al profesor de español en la enseñanza oral de la lengua

El auxiliar de conversación que obtiene una de estas plazas se compromete a permanecer, durante todo un curso escolar, en el centro educativo que le es designado como ayudante de prácticas de conversación bajo la dirección de un profesor. Dependiendo del país de destino y del nivel educativo en el que preste sus servicios (Primaria, Secundaria o Formación Profesional), el auxiliar cumplirá una jornada de entre 12 y 18 horas semanales, durante las cuales sus funciones serán, sobre todo, servir de apoyo al profesor de español como hablante nativo en la enseñanza oral de la lengua y contribuir a fomentar el interés por la cultura y lengua españolas a través de actividades con el alumnado; normalmente, el auxiliar no es responsable de un grupo de alumnos ni se ocupa de tareas disciplinarias o de exámenes durante su trabajo.

Quién puede acceder

Para optar a una de las plazas de auxiliar de conversación, los candidatos deben tener obligatoriamente la nacionalidad española y siempre tendrán preferencia aquellos que no hayan obtenido en las ultimas tres convocatorias una plaza de auxiliar en un país del mismo idioma que se solicita. Por otra parte, los candidatos tienen que reunir los requisitos académicos específicos exigidos por cada uno de los países, teniendo en cuenta que tendrán preferencia aquellos que hayan obtenido la titulación requerida con posterioridad al año 2001.

Los candidatos que pueden optar a una plaza son los siguientes:

  • Licenciados en Filología: los titulados en Filología Alemana, Inglesa, Francesa o Italiana pueden optar a una plaza de auxiliar de conversación en cualquiera de los 10 países que ofertan vacantes en los que el idioma oficial sea el de su especialización. Asimismo, a las plazas de Austria y Alemania pueden acceder los licenciados de Filología que incluyan la lengua alemana en su plan de estudios y en Italia los licenciados de Filología Hispánica o Románica si tienen incluido el italiano en su plan académico.

  • Licenciados en Traducción e Interpretación Lingüística: los titulados en Traducción e Interpretación que hayan cursado la lengua del país que solicitan como primera lengua extranjera en su titulación pueden acceder a una plaza en los 10 países. En Austria y Alemania se exige el alemán como primera lengua extranjera, en Bélgica y Francia el francés, en Italia el italiano y en el resto de países el inglés. En el caso de Austria y Alemania se permite también el acceso a titulados en Traducción e Interpretación que hayan estudiado alemán durante la carrera, aunque nos sea como primera lengua extranjera.

  • Maestros: los titulados en Magisterio con especialidad en Lengua Extranjera en el idioma del país solicitado pueden optar a una plaza de auxiliar de conversación en todos los países en los que se convocan vacantes. En Bélgica y Francia también pueden acceder los titulados en Magisterio de otras especialidades, siempre que acrediten conocimientos de francés.

  • Otras titulaciones: únicamente en Bélgica y Francia se aceptan candidatos que posean otros estudios universitarios superiores, para acceder a las plazas deben acreditar obligatoriamente que poseen conocimientos de la lengua francesa.

  • Estudiantes de último curso: excepto en Canadá y Estados Unidos, los estudiantes de último curso de las titulaciones mencionadas anteriormente pueden acceder también, en las mismas condiciones que los titulados, a una plaza de auxiliar de conversación en el resto de los países receptores.

    El algunos países los candidatos pueden seleccionar las zonas de destino preferentes

    Los candidatos, siempre que cumplan estos requisitos, pueden formular su solicitud a través de PROFEX, una aplicación informática del Ministerio de Educación que permite solicitar el acceso a varios programas educativos en el exterior mediante Internet. Después de inscribirse en esta aplicación, los interesados deben cumplimentar su curriculum y, una vez abierto el plazo de la convocatoria anual de auxiliares de conversación, rellenar la solicitud correspondiente, en la que, en el caso de algunos países como Alemania, Francia, Estados Unidos o el Reino Unido, podrán hacer constar las zonas de preferencia de destino, así como el tipo de centro en el que desean prestar sus servicios.

    Posteriormente, deberán enviar tres copias impresas de esta solicitud en el plazo establecido (normalmente 25 días a partir de la fecha de publicación) al Secretario General Técnico del Ministerio de Educación, según los procedimientos indicados en la convocatoria; estas copias irán acompañadas, además de por los documentos acreditativos de cumplir los requisitos académicos exigidos, de un certificado médico, un breve informe sobre la adecuación del perfil del candidato redactado por la facultad donde haya cursado sus estudios y un escrito redactado por el solicitante en la lengua del país que corresponda explicando las razones por las que quiere optar a una plaza.

    Las calificaciones, títulos de idiomas o la experiencia docente puntúan a la hora de adjudicar las plazas

    Una vez recibidas todas las solicitudes, la adjudicación de plazas se realiza de acuerdo a la puntuación obtenida por cada candidato según el baremo de puntos establecido para los meritos alegados por ellos, tales como la formación académica, las calificaciones del expediente académico, títulos acreditativos del conocimiento de idiomas, Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP) o la experiencia docente, entre otros.