El Consejo Escolar de Euskadi pide rebajar el nivel de euskera del modelo lingüístico de Educación

La consejería propone como meta mínima el B2, que equivale al "first" en inglés, al terminar Secundaria
Por mediatrader 1 de abril de 2007

El Consejo Escolar de Euskadi considera excesivo el nivel de euskera que plantea exigir Educación a los alumnos al finalizar la Secundaria en su reforma de los modelos lingüísticos, según indica en su Informe sobre la Situación de la Enseñanza en la Comunidad Autónoma Vasca.

Este órgano consultivo de la enseñanza en el País Vasco, en el que están representados todos los sectores de la comunidad educativa -padres, profesores, estudiantes, sindicatos y partidos políticos-, recomienda a la consejería buscar una meta más baja que el B2, que equivale a un «first» de inglés, para que puedan llegar a ella todos los alumnos en el plazo de diez años. Este nivel sólo podrían alcanzarlo, advierte el Consejo, alumnos de zonas mayoritariamente euskaldunes.

Reclama también marcar objetivos diferentes por centros: para unos ese mínimo y para otros, más alto.

En su informe, aprobado la pasada semana, el Consejo apoya la necesidad de reformar los actuales modelos lingüísticos, y avala las líneas básicas del proyecto del Departamento: autonomía para los centros escolares, fijar unas metas de euskera y realizar evaluaciones a todos los alumnos.

Resalta que el actual sistema no garantiza el conocimiento del euskera que exigen las leyes.

El Consejo recuerda el último examen del Instituto Vasco de Evaluación e Investigación a estudiantes de Secundaria. Los resultados confirman que los alumnos no llegan a dominar el euskera de forma generalizada en el modelo A – en castellano-, de forma considerable en el B -bilingüe-, y en una medida nada desdeñable en el D -en euskera-.

No superó las pruebas ningún escolar de la línea de castellano, un tercio de los del bilingüe y poco más del 60% de los estudiantes de la enseñanza íntegra en euskera.