Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

El Defensor del Pueblo denuncia que muchos centros de menores vulneran los derechos de los jóvenes

Ha detectado que en el 75% de estas instituciones se suministran fármacos a los menores en casos de grave alteración

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 3 febrero de 2009
Muchos centros de protección de menores con trastornos de conducta y en situación de dificultad social vulneran los derechos de los jóvenes. Esta situación ha sido destapada por el Defensor del Pueblo en un informe que será remitido a la Comisión Mixta Congreso-Senado de relaciones con esta institución.

Img centrodemenores
Imagen: CONSUMER EROSKI

El texto, presentado ayer en el Congreso de los Diputados, señala que estos centros se escudan en "medidas educativas creativas" o "medidas correctoras" para castigar a los menores, dejarles sin comer, maltratarles psicológicamente, o prohibirles la asistencia a clase o la salida al patio durante una semana.

Asimismo, el Defensor del Pueblo denuncia que la gran mayoría de estas instituciones, dependientes de las administraciones públicas pero gestionadas por fundaciones privadas, llevan a cabo "contenciones físicas", y hasta en el 75% de las mismas se suministran fármacos a los menores en casos de grave alteración.

Se les suele "atiborrar de pastillas", incluso "contra su voluntad y sin la debida prescripción médica", apunta el informe. "No se sabe a ciencia cierta si sufrirán los niños el día de mañana secuelas irreversibles por haber consumido abundantes cantidades de neurolépticos, relajantes e hipnóticos durante su larga permanencia en los centros", añade.

Se escudan en "medidas educativas creativas" o "medidas correctoras" para castigar a los menores

Respecto a las citadas "contenciones físicas", aunque deben hacerse, según el Defensor del Pueblo, "de forma limitada", en muchos centros se realizan varias veces al día y en ocasiones con una agresividad "desproporcionada" que puede producir lesiones.

Aislamiento

Más de la mitad de estas instituciones utilizan además medidas de aislamiento, que si bien deben aplicarse de forma terapéutica, en ocasiones se llevan a cabo como forma de sancionar o intimidar a los niños. Esta práctica se produce, según el informe, en salas de reducido tamaño, denominadas "de agitación" o "de reflexión", con paredes recubiertas de goma negra y carentes de ventanas, lo que provoca la angustia de los menores.

El centro de Picón de Jarama, en Madrid, es uno de los que acumula un mayor número de denuncias, indica el estudio. También se han detectado problemas en tres centros gestionados por la Fundación O'Belén en Madrid, Castellón y Guadalajara, y uno en Cantabria, gestionado por Cruz de los Ángeles.

La Comunidad de Madrid ha salido al paso de las denuncias del Defensor del Pueblo y ha negado que se vulneren los derechos de los jóvenes o que se maniate a alguien en el centro de menores de Picón. Según la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, los 42 niños de entre 14 y 17 años internos allí son violentos y presentan, en algunos casos, problemas de drogas y autolesiones, por ello "hay que aplicar medidas concretas para que no dañen al resto ni a sí mismos". Sin embargo, la Consejería niega que se ate a los menores.

El centro de Picón de Jarama, en Madrid, es uno de los que acumula un mayor número de denuncias, indica el estudio

También ha rechazado las acusaciones la Fundación O'Belén, cuyo presidente, Emilio Pinto, se mostró sorprendido por el informe. En rueda de prensa, Pinto afirmó que en sus instalaciones "no se ata nunca a ningún menor, tampoco se le priva de alimentos ni de asistir al colegio". Asimismo, negó que tengan salas de aislamiento, pero reconoció la existencia de "salas especiales denominadas de 'baja estimulación' o 'de contención', con protocolos de uso que están supervisados por la Fiscalía y de acuerdo con la normativa de cada comunidad autónoma".

Pinto admitió también que el 40% de los niños internados está bajo medicación, pero con la supervisión de un facultativo, ya que cada centro cuenta con un psiquiatra localizable día y noche y disponible tanto para acudir si es necesario, como para dar instrucciones a través del móvil.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones