Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Los perros pueden aprender palabras de la misma forma que los niños pequeños, según una investigación alemana

Estos animales, al igual que los bebés, son capaces de relacionar un objeto con una palabra mediante un proceso cognitivo de asociación rápida

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 11 junio de 2004

Para verificar que Rico reconoce por su nombre numerosos objetos, en su mayoría muñecos y pelotas con las que juega habitualmente, los investigadores alemanes hicieron un experimento. En una habitación colocaron diversos objetos elegidos al azar de esa colección de 200 juguetes. En otra sala aguardaban el perro y su propietario. Cuando a instancias de un científico el dueño del animal nombraba un objeto, Rico se dirigía a la primera habitación para buscarlo, cogerlo con sus fauces y llevarlo a su amo. Acertó 37 de 40.

Superada esa prueba, los investigadores quisieron averiguar cómo aprendía nuevas palabras. Con ese fin colocaron en una habitación un nuevo juguete entre siete que eran familiares para Rico. Luego, desde la otra sala, se pedía al perro que trajera el nuevo juguete utilizando una palabra que nunca había oído, por ejemplo "calcetín". El experimento se realizó diez veces con diferentes objetos. Rico acertó en siete ocasiones. Aparentemente asumió, como hacen los niños, que las nuevas palabras hacían referencia a objetos que carecían de nombre para él.

Un mes después, sin que Rico hubiera tenido más contacto con los nuevos objetos que conoció cuatro semanas antes, se repitió el experimento con alguna variación. En cada prueba, uno de esos nuevos objetos, por ejemplo un calcetín, era colocado en una habitación junto a cuatro que eran conocidos por Rico y otros cuatro completamente desconocidos. El border collie acertó en tres de las seis sesiones, lo que significaba que había memorizado las palabras que aprendió un mes antes. Esto no implica que Rico tenga un grado de comprensión del lenguaje como un niño pequeño, sino una capacidad semejante para asociar objetos y sonidos porque perros y niños pueden usar el mismo método de aprendizaje.

A la luz del experimento, los científicos alemanes proponen que habilidades lingüísticas aparentemente complejas, hasta ahora sólo observadas en niños, pueden estar reguladas por estructuras cognitivas mucho más simples que existen en otras especies. De hecho, piensan que ciertos aspectos de la comprensión del habla evolucionaron antes, y de forma independiente, que el lenguaje humano.

Paul Bloom, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Yale (EE.UU.), sugiere que esta capacidad de asociación rápida para aprender nuevas palabras existe en los perros porque son animales domésticos que se han especializado en interpretar las intenciones comunicativas de las personas.

Etiquetas:

aprender palabras perros

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto